Lucha por una educación de calidad para los niños gitanos

La raza gitana no lo ha tenido fácil para acceder a la educación de calidad, tanto por sus creencias religiosas como por la desigualdad de oportunidades que tienen en la sociedad.

En el tema de la escolarización de los niños gitanos, se mezclaban dos grandes problemas que bajaban el porcentaje de niños gitanos escolarizados al mínimo. Por suerte, estos problemas se han podido ir solucionando con el tiempo.

niños gitanos

Niños gitanos.

Uno de ellos era la desigualdad de oportunidades que tenían en el ámbito laboral. Cuando un jefe veía a una persona gitana pidiéndole trabajo, solo veía problemas y se deshacía de ella rápidamente. Pero esto está cambiado gracias a las campañas de concienciación que se hacen para que la sociedad comprenda que son personas normales que simplemente buscan un trabajo y lo tienen mucho más difícil que los demás por ser otra étnia.

Además hay subvenciones y ayudas para familias gitanas por parte del Ministerio de Educación con el fin de seguir luchando para proporcionarles una educación de calidad en todos los niveles del sistema educativo y para garantizar una igualdad efectiva de oportunidades, prestándoles los apoyos necesarios.

Con todo ello, la población ha comenzado a aceptar esta raza y a saber entender que no han tenido las mismas oportunidades que hemos podido tener los demás y por ello debería haber un cierto miramiento para con ellos.

Por otro lado, existía el impedimento de la propia religión gitana. Según las antiguas tradiciones familiares, tienen la creencia de que los niños deben estar todo el tiempo con su madre desde que nacen y que no hay ningún lugar mejor donde pueda estar, por eso no aceptan escolarizarlos y prefieren que permanezcan en casa con la familia.

Esto también va cambiando con el tiempo. Muchas familias continúan con sus pensamientos de siempre, pero otras van cambiando sus tradiciones y comprendiendo que el colegio no es un lugar malo, sino al revés, que es donde sus hijos vas a conseguir tener más oportunidades para vivir mejor en un futuro.

La incorporación de la mujer al trabajo también ha tenido su papel importante en esta historia, ya que según las tradiciones gitanas, las mujeres debían dedicarse a las tareas del hogar y a criar a los niños, mientras el hombre trabajaba, pero muchas de las mujeres de éstas familias han comenzado a trabajar y así los niños necesitan estar en el colegio.

Hoy por hoy, se puede decir que casi el 100% de los niños de raza gitana de España se escolarizan y pueden acceder a una educación de calidad, aunque es un tema que continuará siendo objeto de discusión, como por ejemplo en el proyecto ‘A Good Start’, coordinado por el REF (Roma Education Fund), donde se ha pedido a los gobiernos que garanticen la educación de calidad para los niños gitanos y otros grupos desfavorecidos.

Foto| ammai2010

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...