Los videojuegos como herramienta educativa

Los videojuegos no tienen por qué ser contraproducentes para el desarrollo académico y social del niño. Existen muchos videojuegos educativos o aquellos que potencian determinadas habilidades, tanto académicas como sociales, que nos permiten canalizar el gusto que los más niños o jóvenes sienten por las nuevas tecnologías para utilizarlas en su propio beneficio.

Los videojuegos como herramienta educativa

Existe un pensamiento popular y generalizado por parte de los mayores, sobre el efecto que los videojuegos producen en los más niños o jóvenes, y es el que estos producen adicción, aislamiento social y pérdida de tiempo que podría ser destinada al estudio.

A excepción de algunas mentes más abiertas, lamentablemente, todavía son muchos los padres que solamente ven la cara negativa de la moneda. ¿Por qué digo esto? Es posible que la falta de conducta y exceso de estos entretenimientos puedan causar alguna de esas cosas, sin embargo, no es totalmente así.

Si al niño se le brindan otras alternativas de entretenimiento, sobre todo al aire libre, seguramente este no pasará tantas horas frente a la televisión. Es tarea de los más grandes poder ofrecerles mayores alternativas.

Sin embargo, sí es cierto que una vez dentro de casa, la tarea de sentar al niño a estudiar puede ser un poco más difícil. Pero, a pesar de esto, ¿Nunca pensaron en la posibilidad de matar dos pájaros de un tiro? Me refiero a que los más chicos jueguen a los videojuegos pero al mismo tiempo aprendan. ¿Así no estaría tan mal, no es cierto?


Por suerte para todos, actualmente existen muchos videojuegos educativos o aquellos que potencian determinadas habilidades, tanto académicas como sociales, que nos permiten canalizar el gusto que los más niños o jóvenes sienten por las nuevas tecnologías para utilizarlas en su propio beneficio.

Se trata de juegos que colaboran a que los más pequeños tengan una mayor psicomotricidad, a desarrollar la  lógica resolviendo problemas, a que se esmeren por completar una tarea, mejorando su capacidad de superación y su autoestima.

De hecho, los expertos encuentran en los videojuegos un instrumento educativo. Ellos manifiestan que los niños, pierden interés en sentarse a estudiar porque no entienden cuál es el objetivo del estudio. Sin embargo, con los videojuegos educativos, al haber siempre un objetivo que cumplir, la motivación siempre está presente.

El niño se esfuerza y busca soluciones a los problemas planteados en el videojuego, en un entorno en donde el error lleva a un nuevo intento, y al conseguir el objetivo experimenta una gran satisfacción y aumento del autoestima.

La utilidad del videojuego como herramienta educativa ha despejado dudas al ingresar, estas nuevas tecnologías como método de aprendizaje, a los centros educativos, pero sobre todo cuando el pasado mes de marzo el videojuego fue calificado como producto cultural.

Los videojuegos no tienen por qué ser contraproducentes para el desarrollo académico y social del niño, les invito a leer este post sobre el conocido videojuego titulado: Professor Layton, para que puedan sacar sus propias conclusiones.

Foto: Controles por Kilamdil en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...