Los nuevos requisitos para optar a becas

El próximo curso 2013-2014 podría introducirse nuevos cambios en la concesión y cuantía de becas del Estado. El borrador del decreto de reforma del sistema contempla la creación de una parte fija de ayudas y otra variable; además de los criterios de rendimiento académico y renta familiar aplicados el curso anterior.

Lápiz sobre texto

La Secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, ha anunciado que el decreto con la reforma del sistema de becas estatales iniciará el proceso para su aprobación este martes. Con todo, el Ministerio de Educación vaticina que el texto será publicado en agosto, entrando en vigor los nuevos estándares para solicitud de las becas y ayudas al estudio del curso 2013-2014.

El contenido del borrador con la modificación de los criterios para la concesión de becas y ayudas al estudio ya se hizo público hace dos semanas. Así pues, el Ministerio de Educación plantea la creación de un sistema basado en dos partes, una con ayudas fijas y otra variable. En la primera se concederá a los estudiantes una cuantía fija dependerá de la renta del solicitante (1.500 euros) y otra partida de igual cuantía si debe cambiar de residencia.

En el caso de los estudiantes de Bachillerato, la parte fija de las becas les reportaría la matrícula gratuita y una ayuda básica de 200 euros, que reemplaza todos los aspectos susceptibles de ser becados como el material escolar o el transporte. En el caso de los alumnos universitarios, se les concedería la gratuidad de la matrícula, haciéndose cargo el Ministerio de abonar el importe correspondiente a las tasas.

Por otra parte, la cuota variable de la beca será presupuestada en función de la cuita fija de las ayudas al estudio y contará con un importe mínimo de 60 euros para el curso siguiente. El cálculo de esta parte se realizará teniendo en cuenta una serie de parámetros como el presupuesto total, el número de becados, la nota media del alumno y la renta per cápita que se establezca como máxima; entre otros.

La renta se dividirá en tres niveles, con un primer umbral económico tendrá un techo máximo de 14.613 euros para una familia de cuatro personas; en este caso, se podrá optar a la ayuda fija ligada a la renta, a la beca de residencia y a la cuota variable. El segundo umbral contará con un máximo 36.421 euros anuales para una unidad familiar de cuatro miembros y se podrá acceder a todas las ayudas salvo a la de renta. En el tercer umbral, con una renta familiar máximo de 40.796 euros anuales para un hogar de cuatro miembros sólo permitirá optar una ayuda al estudio básica.

Así pues, el acceso a la totalidad de la beca dependerá, sobre todo, del umbral de la renta familiar del estudiante, que en ningún caso podrá superar los 38.800 euros anuales. En este sentido, el borrador establece tres umbrales de renta ?de un modo similar al sistema catalán? que también tendrán en cuenta el número de miembros de la unidad familiar. No obstante, en el nuevo sistema sólo se tendrán en cuenta los créditos mínimos para titularse, en régimen presencial y con matrícula completa en el caso de los alumnos universitarios.

Los requisitos académicos se mantienen

Otro de los puntos más significativos de la reforma del sistema de becas es el umbral del rendimiento académico, en la que se mantendrán las exigencias introducidas el año pasado. La concesión de becas para Bachillerato o Formación Profesional valora la nota media del estudiante, mientras que en los estudios universitarios también se tendrán en cuenta los créditos aprobados.

Para las ayudas de Bachillerato, los estudiantes deberán contar con una nota media mayor de 6 en Secundaria y sin haber repetido el último curso de la ESO. En cambio, para conseguir la beca en segundo curso es necesario tener aprobado el curso anterior con un suspenso como máximo. Mientras que los estudiantes que soliciten una beca de Formación Profesional deberán tener una nota media de 5,5 en segundo curso de Bachillerato o en la prueba de acceso.

La exigencia para los alumnos que quieran una beca para cursar estudios universitarios será mayor. Con la reforma del sistema de ayudas se exigirá una nota media de 6,5 en la prueba de acceso para la primera matrícula y aprobar el 100% de los créditos para renovarla en su totalidad al curso siguiente. Además, la partida de becas para repetidores será de la mitad, al no cumplir con los mínimos de rendimiento académico.

En función del rendimiento académico del estudiante universitario y el número de créditos superados se establecen los mínimos para poder optar a una ayuda al estudio. Así pues, con una media de 6,5 se podrá optar a beca si se han superado el 90% de los créditos en carreras de Arte y Humanidades o Ciencias Sociales y Jurídicas. Las becas en carreras de Ciencias y Ciencias de la Salud tendrán un mínimo de 6,5 y 80% de créditos superados; mientras que las Enseñanzas Técnicas el umbral será de una media de 6 y 65% de créditos aprobados.

Foto: JavierPsilocybin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...