Los niños españoles dedican 6,5 horas de su tiempo libre a los deberes

El Congreso de los Diputados ha instado al Gobierno a crear una mesa de trabajo para regular el tiempo y la cantidad de deberes que hacen los alumnos españoles. Según datos de informe PISA 2012, el alumnado dedica una media de 6,5 horas semanales a hacer deberes en casa.

homework

Los deberes escolares han llegado a la Comisión de Educación y Deporte el Congreso de los Diputados en forma de proposición no de ley del PSOE, pidiendo su regularización. Los grupos de Ciudadanos y Podemos han votado a favor y el PP en contra; de tal modo que se insta al Gobierno a crear un grupo de trabajo donde también estén presentes la comunidad educativa, docentes, padres y madres para la regulación de las tareas escolares.

La posición de Ciudadanos es la de disminuir la cantidad de horas que los niños deben dedicar a hacer los deberes escolares, mientras que Podemos pidió eliminar los deberes siempre que se acompañe de un cambio en la metodología de enseñanza en las aulas españolas. Por su parte, los socialistas consideran que debe regularse la cantidad y el tiempo dedicado a las tareas escolares en el marco de una nueva ley educativa.

Y es que el tiempo que dedican los alumnos españoles a hacer los deberes es superior al de muchos países vecinos. Según el informe PISA 2012, en el que se mide el rendimiento académico de los jóvenes en diferentes regiones del mundo, los estudiantes de España dedicaron una media de 6,5 horas semanales a las tareas encargadas por sus profesores. Es decir, los alumnos españoles tienen que dedicar una media de 1 hora y 18 minutos de lunes a viernes.

Con esta cifra, España se sitúa por encima de la media de la OCDE, que es de 5 horas semanales, una cantidad de tiempo que equivale a tres cuartos de hora por día lectivo. En comparación, los estudiantes españoles hacen diariamente casi media hora diaria más que la media internacional; aunque no se encuentran en el ‘top’ de los alumnos que más tiempo libre deben dedicar a los deberes escolares.

El informe PISA 2012 muestra que los alumnos de Shanghái (13,8 horas), Rusia (9,7 horas), Singapur (9,4 horas) y Kazajstán (8,8 horas) son quienes más tiempo invierten a las tareas escolares; siendo Singapur uno de los líderes educativos del Informe PISA 2015. En el lado opuesto, Finlandia (2,8), Corea del Sur (2,9) y República Checa (3,1) son quienes menos tiempo dedican; siendo sistemas educativos de referencia a nivel mundial desde hace años por su calidad educativa.

Los datos del informe señalan que hacer demasiadas horas de deberes no tiene un verdadero impacto en el rendimiento académico de los estudiantes. El máximo recomendable son cuatro horas a la semana y todo el tiempo adicional dedicado no consigue mejorar significativamente las capacidades de los estudiantes. De tal modo que las 2,5 horas de deberes extras en España benefician de forma insignificante al alumnado.
Por su parte, la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) ha manifestado en reiteradas ocasiones su rechazo a los deberes escolares, como la iniciativa de un mes de noviembre sin deberes los fines de semana, pidiendo la supresión de las tareas escolares en el hogar. En este sentido, explican que el concepto de ‘fracaso escolar’ está “mal definido” ya que no es el estudiante el que fracasa “sino el sistema educativo, que no es capaz de abarcar las necesidades del alumnado”.

Los niños se sienten presionados

El tiempo dedicado a las tareas escolares puede generar tensión y ansiedad en los estudiantes españoles, según una encuesta realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2016. El informe sitúa a España como uno de los estados donde los escolares se sienten más presionados por culpa de sus tareas escolares: el 34% de los niños y el 25% de las niñas de 11 años afirman sentirse agobiados en exceso por los ejercicios que mandan sus profesores.

El estudio de la OMS también observa que a los 13 años, los estudiantes españoles aumentan de forma considerable sus niveles de estrés, pues el 55% de las niñas y el 53% de los niños se agobia con los deberes. A partir de los 15 años, el 70% de las chicas y el 60% de los chicos están estresados debido a las tareas escolares. Unas cifras 20 puntos por encima de la media internacional.

Los síntomas más comunes por agobio debido a los deberes incluyen dolores de cabeza, molestias en el abdomen, problemas de espalda o mareos; según destaca la OMS en su informe. Asimismo, las altas cotas de estrés están asociadas a una baja satisfacción con la vida, a una percepción de la propia salud más baja de lo normal y otras consecuencias psicológicas como el nerviosismo o la crispación; algo que no sólo afecta a adultos.

Imagen: Patrice_Audet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...