Los jóvenes profesionales y la elección de su primer empleo

Para los jóvenes profesionales será determinante su primera experiencia laboral en aspectos económico, social y profesional, pues de este empleo se llevará su primer salario, sus primeros compañeros de trabajo y la primer carta de recomendación que se sumará a tantas otras a lo largo de su vida. Saber decidir cuál empleo tomar, es el primer paso.

tapajov.jpg

Para los jóvenes profesionales, incluso para los estudiantes que se encuentran culminando sus estudios universitarios, conseguir el primer empleo puede ser un tema estresante; con un poco de suerte aparecerán ofertas de empleo para evaluar y, en el mejor de los casos, varias propuestas simultáneas que forzarán a elegir y priorizar entre los pro y los contra que todo empleo tiene.

Si tenemos en cuenta que sólo el 47% de los jóvenes trabajadores españoles consiguen un contrato indefinido de trabajo, la importancia de elegir concienzudamente el primer empleo comienza a cobrar más importancia.

De hecho, el problema laboral que más aqueja al segmento de los jóvenes de entre 16 y 29 años y nuevos profesionales es el de la temporalidad que, en el empleo público alcanza el 72% en mujeres y el 56% en hombres. Esto significa que menos de la mitad de la masa laboral menor de 30 años tiene un empleo estable con contrato indefinido, cifra que disminuye conforme avanzamos en la edad del trabajador

El dato más importante a tener en cuenta en la temporalidad de los empleos es que el nivel educativo no establece una barrera entre lo temporal y lo permanente, aunque se registra una temporalidad menos frecuente en personas con títulos universitarios o con formación profesional de grado.

La elección del primer empleo de un joven profesional no debe ser un tema menor ya que será su primer fuente de formación laboral, en cuanto a experiencia profesional y laboral, participando por primera vez del mercado de empleos, formando parte de la oferta y demanda de las bolsas de empleo que se reproducen en periódicos, páginas web y sitios especializados.

Por ello, si te encuentras pronto a recibirte o lo has hecho y estás en la tarea de conseguir un empleo puede suceder que encuentres varias propuestas laborales que se ajusten a tu perfil profesional y puede que te veas tentado a postularte en cuanto aviso encuentres, para luego optar entre las propuestas potables.


[ad]
rh-pro_img1.jpgCuando tienes tus ofertas identificadas, es hora es elegir y aquí es importante tener en claro cuál es tu objetivo, si desempeñarte con el profesional que eres o ganar mucho dinero cumpliendo labores diferentes a la naturaleza de tu profesión. Es momento de evaluar costos y beneficios.

Es importante tener presente que el éxito material, profesional y personal, rara vez se encuentran en un mismo empleo, y tendrás que optar por hacer lo que eres, lo que te gusta o lo que te da dinero, para cualquiera de las prioridades debes evaluar los componentes de la oferta de empleo.

Si has pensado que quieres ganar dinero, entonces asegúrate que el salario que se te ofrece sea acorde a tus estudios y preparación profesional, ten en cuenta si te ofrecen renegociar el salario en el corto plazo o si existen premios a la productividad.

Si en cambio buscas un empleo en cual sentirte cómodo, útil y valorado, deberás poner especial cuidado al observar el ambiente de trabajo, ello lo lograrás conociendo las instalaciones donde desarrollarías el trabajo, tu espacio de trabajo, tu escritorio si acaso tendrás uno, tus compañeros de trabajo, superiores y gente a cargo, si la tendrás. Quédate unos minutos percibiendo el clima laboral, puede haber tensión, energías positivas o negativas, respirarse tranquilidad y armonía o ser totalmente hostil a los nuevos empleados.

Será importante también que consideres la “Cultura organizacional” de la empresa, así veras si sus actitudes, metas y valores están de acuerdo con los tuyos y te permitirán sentirte parte del proyecto en el cual te emplearás, de lo contrario puede que te sientas rechazado o un extraño que simplemente cumple funciones administrativas u operativas dentro de una organización con la que nada tienes que ver.

Los horarios de tu posible trabajo y la distancia entre tu hogar y la empresa deben ser tenidos en cuenta ya que importarán tiempo, dinero y esfuerzo a diario para salir a tiempo y llegar puntual; lo ideal es que el trabajo esté cerca de donde vives, así desperdiciarás menos tiempo y recursos en movilizarte a diario y te restará menos tiempo para hacer actividades extra, como deportes y paseos que son necesarios para la distracción y el ocio.

Pero, ¿dónde puedes conseguir un buen ambiente laboral, horario cómodo y buen salario?
Es sabido que los jóvenes valoran, por sobre todo, estos aspectos a la hora de elegir un empleo y es por ello que la mayoría de los jóvenes profesionales encuentran atractivo el empleo público, como funcionarios en la Administración Pública, , según los datos de una encuesta realizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD).

El estudio, realizado en 2007, censó a 1.800 jóvenes de toda España de entre 18 y 30 años de edad con datos increíblemente similares en diversas ciudades: más del 60% de los jóvenes considera el salario, el ambiente con los compañeros y el horario como los tres factores que más condicionan en la elección de un puesto de trabajo.

young_professionals.jpg

El segundo dato en relevancia es la ubicación del lugar de trabajo y su cercanía con el domicilio del trabajador; cerca del 11% de los encuestados consideran un factor determinante a la hora de elegir un empleo. Pero no por el sitio en sí y sus características arquitectónicas sino en relación al tiempo que insumirá su traslado diario y a la merma de tiempo ocioso que le significará el tener que trasladarse si la distancia es excesiva.

La encuesta también reveló que, a diferencia de generaciones anteriores, no existe de parte de los jóvenes profesionales un “compromiso con la empresa” sino que la mejor oferta laboral o económica le dicta el camino a seguir.

Es la diferencia generacional antes descrita que provoca el enfrentamiento y mala relación del joven empleado con su jefe, de una generación laboral anterior, y genera enfrentamientos que a menudo es determinante como “el factor de expulsión” que lleva a un trabajador a dejar su empleo.

Para los jóvenes profesionales será determinante su primera experiencia laboral en aspectos económico, social y profesional, pues de este empleo se llevará su primer salario, sus primeros compañeros de trabajo y la primer carta de recomendación que se sumará a tantas otras a lo largo de su vida.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...