Los jóvenes parados podrían irse al extranjero

Con la llegada del 2011, el Gobierno pretende implementar el Programa Lingüístico en el Exterior para Jóvenes Desempleados e incentivar la contratación de los jóvenes parados en las empresas españolas que abran mercados fuera del país, permitiéndoles cobrar las prestaciones en el extranjero y dándoles acceso a un buen conocimiento de una lengua extranjera. Conozcan más de este programa.

Los jóvenes parados podrían irse al exterior

Un nuevo año comienza y con él se incrementan los deseos de una mejor situación económica laboral. Conseguir un trabajo y salir del paro, tener un nuevo trabajo con mejores condiciones, realizar un máster para aumentar la formación y tantos otros anhelos más para aspirar a una mejor posición.

Al respecto, con la llegada del 2011, el Gobierno pretende incentivar la contratación de los jóvenes parados en las empresas españolas que abran mercados fuera del país, permitiéndoles cobrar las prestaciones en el extranjero.

De este modo, los jóvenes entre 16 y 25 años, un colectivo con un gran porcentaje en paro (tasa de desempleo del 40%), serán los destinatarios del Programa Lingüístico en el Exterior para Jóvenes Desempleados, un programa que busca minimizar el desempleo de los jóvenes.


Según los Ministerios de Trabajo y Educación, y lo que se recoge en el Plan Integral de Política Industrial 2011-2015 (ya aprobado por el Gobierno), el objetivo de este proyecto es “aprovechar las oportunidades del sector exterior para crear empleo de calidad y mejorar las condiciones de las empresas españolas para su implantación en otros mercados”.

Así mismo, el documento establece que los jóvenes que participen del Programa Lingüístico en el Exterior para Jóvenes Desempleados tendrán la oportunidad de adquirir un alto nivel de alguno de los idiomas de mayor interés para la internacionalización de la economía. Y si bien estos idiomas no se detallan, se estima que son el ingles, el chino, ruso, japonés y otras lenguas de la Unión Europea.

La formación de los jóvenes parados será de un mínimo de veinte horas semanales en un centro de enseñanza que sea parte del mencionado programa. Además, otro de los punto sobre el que se alza este programa es que con la crisis económica que existe, la industria española se ve obligada a abrir nuevos mercados en el exterior, para lo cual saber idiomas es esencial.

Por su parte, el Ejecutivo prevé dos modalidades de ayuda para los beneficiarios. Una para los jóvenes con derecho a prestaciones por desempleo, que será de una cuantía menor pero se podrá cobrar en el exterior, y otra ayuda destinada a cubrir los gastos de estudio y alojamiento de jóvenes que no tengan derecho a las prestaciones por desempleo.

Y precisamente esto último es un punto de discordia, ya que quienes reciban ayudas públicas para financiar sus estudios y alojamientos fuera de España podrían no estar incluidos en las listas mensuales del paro que realizan las Oficinas de los Servicios Público de Empleo.

Seguramente en los próximos días ya exista mayor información sobre este plan y su implementación.

Fuente: Expansión

Foto: Aeropuerto en Commons Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...