Los estudiantes extranjeros no cursarán la Selectividad a partir del próximo curso

Los estudiantes extranjeros son los primeros que no realizarán la Selectividad para acceder a una titulación universitaria en España, aunque podrán realizar exámenes específicos para subir la nota. El Ministerio de Educación y las universidades esperan un incremento del número de alumnos extranjeros y de ingresos por matriculación de estos.

El Ministerio de Educación ha eliminado la obligación de realizar las pruebas de Selectividad para los estudiantes extranjeros que quieren matricularse en universidades españolas. Los centros de enseñanzas superiores prevén que este esta facilidad de matriculación aumente la demanda de plazas, especialmente de estudiantes de países del norte de África y de América Latina. Actualmente, 7.000 alumnos extranjeros de media realizan cada año las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), y 55.000 alumnos extranjeros se encuentran cursando un grados o posgrado en universidades españolas, según un informe elaborado por la Unesco.

Hace un año, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, afirmó que la Selectividad era una “absoluta anomalía en el panorama internacional”, siendo el “mayor obstáculo” para la internacionalización del sistema universitario español. La reforma educativa conllevará la desaparición de este sistema en el curso 2017-2018 –a cambio de una reválida al final de Bachillerato y una prueba fijada por cada centro universitario–; pero los estudiantes extranjeros ya han dejado atrás este trámite para estudiar en España.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado un real decreto en el que se fijan los procedimientos de admisión en grados universitarios, en los que se elimina la obligatoriedad de realizas las PAU para “los estudiantes procedentes de sistemas educativos extranjeros”. Este real decreto afecta a la matriculación, con matices, de estudiantes de la Unión Europea y de centros ubicados en territorio español pero dependientes de la administración de otros países, como sucede en el Liceo italiano o francés.

Según los datos, unos 10.000 estudiantes de otros sistemas acceden cada año a las universidades españolas, siendo unos 7.000 quienes deben realizar la prueba genérica de la Selectividad. Sin embargo, los alumnos europeos y aquellos procedentes de naciones con convenios firmados con España (como China) quedan exentos de presentarse a la Selectividad, aunque pueden realizar los exámenes específicos para subir nota si quieren acceder a algunas carreras con más demanda como Medicina y Biotecnología.

Con todo, a partir del curso 2017-2018 desaparecerá la Selectividad, por lo que la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) abre las puertas a las universidades para establecer pruebas propias de acceso a sus titulaciones, a modo de método para seleccionar a los estudiantes. No obstante, estas pruebas propias deben basarse en la nota media del alumno en Bachillerato la valoración de las asignaturas que estén relacionadas con la titulación, la formación académica recibida, la experiencia profesional previa o los estudios superiores que haya cursado el aspirante con anterioridad.

Subir la nota haciendo la Selectividad

El Boletín Oficial del Estado del pasado 7 de Junio establece que, hasta que las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) queden suprimidas en el curso 2017-2018, las universidades pueden utilizar criterios propios de admisión para los estudiantes extranjeros; que pueden ser propios o coordinados entre otros centros. La normativa recoge que estos parámetros deben ser “la realización de fases específicas” de la Selectividad en caso que los alumnos extranjeros quieran acceder a carreras de gran demanda hasta la supresión de las PAU.

Las universidades españolas esperan que este cambio en el acceso a los estudios superiores dispare la demanda de alumnos extranjeros de nuevo ingreso, teniendo la experiencia del programa Erasmus en el que España es el país que más estudiantes acoge. Asimismo, también se espera que las facilidades para acceder a la universidad española conlleven nuevos ingresos, ya que un estudiante extranjero debe pagar el precio íntegro de sus estudios, que puede ser cuatro veces más que lo que paga un alumno español.

Imagen: UNE Photos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...