Los escolares españoles son los que terminan más tarde sus clases en la UE

Los escolares de España e Italia son los que terminan más tarde las clases, según un estudio de la asociación ARHOE sobre los horarios escolares de los Estados miembro de la Unión Europea. Otros países del entorno de España ofrecen actividades extraescolares voluntarias o un servicio de guardería para retrasar la salida de los niños hasta la llegada de los padres.

España e Italia son los estados de la Unión Europea donde el horario escolar termina más tarde, incluso teniendo en cuenta que en la mayoría de países los centros escolares ofrecen actividades extraescolares por la tarde de participación voluntaria; según ha destacado un estudio de la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE). Así pues, los escolares de España terminan su jornada a las 17 horas y los italianos a las 16:30 horas.

La asociación ha matizado que no todos los colegios de ambos países ofrecen la jornada partida (clases por la mañana y por la tarde) por lo que algunos escolares tienen la opción de elegir una modalidad de jornada escolar continua (de 9:00 a 14:00 horas). Con todo, los estudiantes que asisten a centros españoles e italianos con jornada partida son los que terminan más tarde de toda la Unión Europea; además, deben sumársele las horas en aulas matinales y las actividades extraescolares.

Las clases obligatorias terminan más temprano en otros países, pero a cambio los propios centros disponen de una oferta de actividades extraescolares para alargar la jornada de los estudiantes que así lo pidan. En el caso de Alemania, los ‘Länder’ (Estados de la federación alemana) tienen autonomía para decidir sus horarios; a lo que se suma la realización de actividades extraescolares, como en los colegios Suecos. En Bélgica, los padres que pagan una cuota pueden dejar a sus hijos en el colegio en un servicio de guardería hasta las 18:00 horas.

En cambio, los colegios de otros países como Reino Unido y Holanda terminan la jornada escolar a las 15:00 horas. Los escolares franceses son de los que terminan más tarde las clases, teniendo una jornada partida que finaliza a las 16:15 horas pero en la que se incluyen actividades extraescolares. Destaca el caso de Portugal, donde se ofrece de forma general una jornada partida que finaliza a las 15:00 horas pero también contempla la opción de hacer jornada continua por la mañana o por la tarde.

Con estos datos, el presidente de la ARHOE, Ignacio Busqueras, ha explicado que las diferencias en los horarios escolares de los estudiantes españoles suscita un debate en el que la aplicación de un modelo de jornada continua se presenta como “muy complicada”. Las largas jornadas laborales de la mayoría de padres, junto con una mala situación económica de las familias para pagar actividades extraescolares, hace difícil plantear una reducción de horario escolar y sólo favorecen que los niños pasen la jornada laboral de sus padres en su centro escolar.

En numerosos casos los padres de los niños terminan su jornada laboral a las 19:00 o 20:00 horas. Además, la situación económica hace muy difícil para los padres soportar gastos de actividades extraescolares o de contratar a un cuidador.

No obstante, Busqueras ha pedido que la toma de decisiones políticas y las presiones desde colectivos vinculados al mundo educativo se lleven a cabo teniendo en cuenta criterios pedagógicos y psicológicos. Así pues, ha recalcado que “muchas veces parece que se piensa más en el contexto social que en los propios beneficios de los niños”, alegando que “no se puede permitir que haya niños solos en casa por las tardes o padres que llegan agotados a sus casas tras jornadas de trabajo inacabables”.

Imagen: ilmicrofono.oggiono

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...