Los alumnos catalanes con tupper pagarán parte de la cuota de comedor

El ‘tupper’ no será sinónimo de gratuidad en Cataluña. La Generalitat ha anunciado que cobrará a las familias que lleven la comida de casa cerca del 50% del coste del servicio del comedor; a más, deberán ser los padres y madres quienes costeen las nuevas neveras y microondas para almacenar y calentar la comida. Las AMPAS estatales y catalanas se han quejado por la medida.

Los alumnos catalanes que quieran comer de tupper en vez de utilizar el servicio de comedor del centro deberán abonar un máximo de 3 euros al día por llevar comida de casa. La justificación de este cobro recae en la adquisición de más electrodomésticos para almacenar y calentar la comida; a más de costear una parte del servicio de monitores y de limpieza.

La Consejera de Educación de Cataluña, Irene Rigau

La Consejera de Educación de Cataluña, Irene Rigau

El tupper va a estar presente en los centros catalanes a partir del próximo curso. No obstante, esto no significa que las familias dejen de pagar por el servicio del comedor escolar y se ahorren los 6,20 euros como máximo que pagan ahora diariamente por el menú. Las familias catalanas deberán abonar hasta el 50% para sufragar la compra de neveras y microondas, a más de contribuir al suelo de los monitores y al del equipo de limpieza.

El precio final por traer la comida de casa con una tartera variará entre los centros, en función del número de alumnos y las contrataciones que se hagan. Desde el Departamento de Enseñanza de la Generalitat ha apuntado que una forma de ahorrar consistiría en que las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (AMPAS) asumieran los costes de monitorización y limpieza.

La implantación de la tartera no acaba de convencer a la confederación española de madres y padres de alumnos (Ceapa) o la confederación católica de asociaciones de padres de alumnos (Concapa). Ambas organizaciones consideran “excesivo” hacer pagar a las familias hasta tres euros “por usar el microondas” y consideran la medida de la Generalitat “una tomadura de pelo”. La federación catalana de AMPAS va más allá y teme la medida esconda un recorte en las becas para comedor.

La Generalitat ha enviado una circular a los centros con las recomendaciones para aplicar el nuevo sistema de comidas, aunque serán los consejos escolares de cada centro los que autoricen la introducción del tupper. Al igual que el Gobierno de la Comunidad de Madrid, la Generalitat ha advertido en la circular que “no se aumentará la dotación de gastos” a los centros, aunque sí se les obligará a contar con nevera, microondas y monitores. Las familias serán pues, las que deberán asumir la compra de estos electrodomésticos y el mantenimiento de los servicios de monitor y limpieza.

La Comunidad de Valenciana es la tercera autonomía que ha abierto la posibilidad de que los alumnos lleven tarteras con comida. En este caso, tampoco se descarta que las familias que usen este sistema abonen 1,45 euros diarios, los mismos que paga la Generalitat Valenciana por el mantenimiento de los comedores.

Una alimentación saludable

Este es el primer año en el que tres comunidades autorizan el uso regulado de la fiambrera en centros de enseñanza. Montse Ros, responsable de Educación de CC OO en Cataluña, ha mostrado su preocupación por el uso de la tartera ya que “no se puede asegurar que los niños tengan una alimentación tan equilibrada”.

Por ello, la Agencia de Salud Pública de Cataluña en colaboración con la Consejería de Enseñanza ha elaborado una guía con recomendaciones sobre el consumo alimentario: Guia de l’Alimentació Saludable en l’etapa escolar. Según la coordinadora de la publicación, Gemma Salvador, la guía va destinada tanto a las familias que quieran “optimizar la alimentación de sus hijos” como a las que quieran “reducir el gasto de comedor” el próximo curso llevando la comida en una fiambrera.

Foto: Convergència Democràtica de Catalunya en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...