Leer rápido da mejores resultados

En contraposición de la creencia popular de que leer despacio, atendiendo a todas las palabras que conforman el texto, es lo mejor y más eficaz, yo les diré que la lectura rápida es lo más productivo. Veamos ¿Cómo la lectura rápida puede ser más productiva que la lectura lenta?

La lectura rápida da mejores resultados

La lectura rápida da mejores resultados

En contraposición de la creencia popular de que leer despacio, atendiendo a todas las palabras que conforman el texto, es lo mejor y más eficaz, yo les diré que la lectura rápida es lo más productivo.

Así es. Leer rápido, siempre y cuando se realice bien, no solo que permite leer más, sino que también hace que se pueda comprender y memorizar más contenido en menos tiempo. Pero para lograr esto, siempre se debe tener presente la relación lectura rápida – lectura comprensiva, esta es la clave.

Me imagino que con esta afirmación, muchos se estarán preguntando ¿Cómo la lectura rápida puede ser más productiva que la lectura lenta? Y la respuesta a esto está dada por que una persona que lee más rápido, leyendo más de una palabra al mismo tiempo, percibe al texto en su globalidad, lo capta por completo, aprehendiéndolo de una manera integral, con sus ideas principales.


Por el contrario, quien se esfuerza y lee palabra por palabra, necesita de un mayor tiempo y dedicación para alcanzar la unión global del texto, extrayendo las conclusiones principales de éste. Se afirma que en la lectura lenta, la persona va perdiendo algunas palabras que va leyendo, dificultando la comprensión del mismo.

Con lo dicho hasta el momento, podemos deducir que el secreto consiste en una eficaz lectura rápida que permita la comprensión del texto, sin pérdidas de tiempos y con mejores resultados en el análisis de lo leído.

En este sentido, la práctica y el hábito de leer nos irán entrenando para ser un lector rápido, el cual debe ser una meta de todos ¿Qué mejor que leer un texto de forma veloz y por única vez, comprendiendo su esencia? Para los estudiantes, conseguir esto será un logro que redundará en muchos beneficios durante su desempeño estudiantil; utilización más productiva de tiempo, menos pérdida de tiempo, mejor comprensión, más capacidad analítica y muchos beneficios más.

Un aspecto considerable para lograr ser un lector rápido, es lograr una plena concentración en el momento de la lectura. Para ello los lectores deben escoger apropiadamente los lugares de lectura, creando un ambiente propicio para la concentración y comprensión.

Pero claro que para llegar a ser un lector rápido, la situación no se resume a la práctica y escoger adecuadamente el lugar. Estos son factores esenciales, pero no los únicos. Hay que ser consciente de que algunas formas de lectura perjudican una lectura rápida y eficaz, ejemplo de esto son la vocalización,  algunos movimientos o regresiones. Estas acciones no deben realizarse.

Foto: Leer por Jayel Aheram en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...