Lectura eficaz o cómo enseñar a leer

Muchacha leyendo de Pierre A. Renoir

Azorín decía: “Se lee para saber o se lee para sentir”

El saber leer, es decir descodificar y codificar lo escrito, comprender y memorizar una serie de datos es básico para el proceso de aprendizaje, pero también para muchas situaciones que nos ofrece la vida. Quien lee bien, aprende, puede transmitir, educa y se educa, reflexiona y es crítico, y esto lo hace independiente.

La lectura eficaz va encaminada a: la comprensión del texto; trabajo sobre el vocabulario; habilidad visual; ejercitación de la memoria y gramática.

Con cada uno de los textos trabajados en el aula, se seguirá los mismos pasos:

a. Acercamiento al texto, selección de palabras claves, difíciles o significativas. Entre el profesor y los alumnos se explicarán los significados de estas palabras, si es necesario se trabajará con crucigramas, sopas de letras, adivinanzas…

En este primer acercamiento también se hará notar peculiaridades sintácticas, iconográficas, se comentarán datos históricos y/o de cualquier otro tipo que sean relevantes para la comprensión del texto…

b. Lectura propiamente dicha. Tres fases: 1. Silenciosa (subrayando lo que nos parece más significativo, las palabras de las que aún tenemos duda, marcando las ideas claves…); 2. En voz alta (una vez que ya hemos solucionado todas las dudas de vocabulario o de cualquier otro tipo que nos surja); 3. De forma enfática (en realidad, estas tres fases de la lectura, se hacen, generalmente, de forma automática, lo que tenemos que proponernos es sacar beneficio de cada una de ellas).

c. Actividades posteriores: encaminadas a resolver tres enigmas: ¿qué dice? ¿cómo lo dice? ¿para qué lo dice? Para ello se pueden realizar las siguientes actividades:

+ Análisis del contenido, señalando los diferentes temas, haciendo esquemas de estos temas, en fin descomponiendo el texto.

+ Análisis de la forma: gramática, formas expresivas, terminología, palabras significativas, etimología de algunas palabras, reflexión sobre la ortografía de otras, figuras estilísticas destacables.

+ Nivel pragmático, el ¿para qué?, tipo de texto. Posibles receptores, actitud del autor…

+ Recreación del texto.

Como vemos por las actividades, el nivel al que vaya dirigido, va a depender más que del tema del módulo en sí, de la complejidad del texto elegido y de la forma en la que formulemos las actividades posteriores a la lectura.

La lectura eficaz se puede ejercitar desde el momento en el que el niño haya aprendido a leer hasta la edad adulta.

Algunas direcciones interesantes sobre el proceso de lectura y ‘lectura eficaz’:
http://www.mec.es/redele/revista3/blanco.shtml

http://www.lasalle.es/ciano/lectura/lectura.htm

http://www.aufop.org/publica/resumen.asp?pid=18&docid=351

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...