Las reválidas de Primaria, en el aire

El futuro de las primeras pruebas de evaluación final de Primaria está en aire. La formación de un nuevo Ejecutivo con el PSOE a la cabeza supondría su paralización, mientras que el mantenimiento del Gobierno en funciones implicaría su realización.

escuela

Las vacaciones de Semana Santa dejan paso al tercer trimestre de este curso escolar 2015-2016, que arranca con la prueba de evaluación final de Primaria de la LOMCE en el aire. Una decena de Gobiernos autonómicos se han opuesto a la realización de estas pruebas externas, que está prevista para mayo de este año, y tres autonomías han recurrido el decreto que las regula ante el Tribunal Supremo.

La realización de estas pruebas puede variar en función del Ejecutivo que haya antes de la finalización del curso escolar. Si el PSOE consigue formar Gobierno, una de las primeras medidas que podría en marcha sería la paralización del calendario de aplicación de la reforma educativa y así se evitaría la realización de estas pruebas. En caso de celebrarse nuevas elecciones, el curso finalizaría siguiendo las previsiones del actual Gobierno en funciones, y todos los estudiantes de 6º curso de Primaria deberían pasar la reválida.

Fuentes del Ministerio de Educación han recalcado que las evaluaciones de final de Primaria “las establece la ley y hay que hacerlas”. Ante la oposición de una decena de Gobiernos autonómicos a la realización de estas pruebas, estas mismas fuentes recuerdan que en la última Conferencia Sectorial de Educación del pasado 13 de agosto, “todas” las comunidades autónomas “dieron su visto bueno” a que la primera reválida de primaria tuviera lugar en el presente curso escolar.

De momento, más de una decena de Gobiernos autonómicos anunciaron a finales de 2015 que recurrirían ante el Tribunal Constitucional el decreto que regula las características de las reválidas para la etapa de Primaria, que fueron aprobadas por el Consejo de Ministros el 20 de noviembre de 2015. Con todo, desde Extremadura, Cantabria y Asturias ya se ha presentado un recurso contencioso-administrativo con esta finalidad.

A estos Gobiernos se suma el de Canarias, que este lunes 28 de marzo ha dado luz verde al recurso contra el decreto que regula las pruebas después de presentar un requerimiento al Estado. Las administraciones de Andalucía, Aragón, Baleares, Cataluña, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Navarra también han anunciado su intención de recurrir el decreto que regula las pruebas de reválida.

Los Gobiernos regionales, contra la reválida

La Generalitat de Cataluña presentó un requerimiento sobre la evaluación final de la etapa de Primaria, en la que se denunciaba una invasión competencial por parte del Gobierno. Por su parte, el Consejo de Ministros aprobó rechazar dicho requerimiento, declarándose competente para obligar a los estudiantes de esta comunidad autónoma a realizar la prueba final de Primaria.

El Ejecutivo de Aragón considera que la puesta en marcha de esta prueba es “ajena por completo” al sentido orientador de cualquier prueba de diagnóstico y defiende que su introducción en el sistema educativo fue “claramente rechazado” por una mayoría de la Mesa Sectorial de Educación. Por otra parte, desde Extremadura se defiende que las pruebas de evaluación final de Primaria suponen un “trastorno” para los centros educativos y un desembolso “extra” en los presupuestos económicos regionales.

La Comunidad Valenciana advierte que este examen tiene por finalidad la creación de “rankings discriminatorios” de los centros de educación, por lo que rechazan su puesta en marcha. Por último, el Gobierno de Asturias señala que esta evaluación “rompe con los criterios pedagógicos de la evaluación continua”, además de ser interpretadas como un “cuestionamiento” de la labor y la eficiencia de los maestros de Primaria.

Imagen: colegio vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...