Las matemáticas: asignatura pendiente para el sistema educativo español

Las matemáticas son una de las asignaturas menos favoritas de los estudiantes españoles, pero parte de la culpa puede recaer en los padres. Según un estudio de la OCDE, los jóvenes tienen un 43% más probabilidades de aborrecer las matemáticas si a sus padres tampoco les gustan.

mates

Si a tus padres no les gustan las Matemáticas, es probable que tu tampoco disfrutes al encontrarte con un problema matemático; esa es una de las conclusiones del estudio de la OCDE ‘Ecuaciones y Desigualdades: Hacer las Matemáticas más accesibles a todos’. El informe apunta que los niños tienen un 43% más posibilidades de sentir impotencia ante un problema matemático si a sus padres no les gusta esta asignatura.

Las conclusiones extraídas se basan en los resultados de PISA 2012, unas pruebas unificadas entre los alumnos de 15 años de los países de la OCDE en las que se valora el razonamiento matemático en ámbitos espaciales, plan de estudios o enseñanza de esta materia. Según el informe, aquellos alumnos cuyos padres detestaban Matemáticas se sintieron peor a la hora de afrontar un problema matemático, algo que afectó al 43% de los chicos y chicas.

El dato es preocupante, ya que todos los estudiantes deben tener la oportunidad de desarrollar sus habilidades de pensamiento matemático para afrontar la adultez. Según los responsables del estudio, aquellos contenidos que no son tratados en clase pueden dejar a los jóvenes en “desventaja económica y social de por vida”, pudiendo perpetuarse las desigualdades sociales en las que se ven envueltos.

La falta de acceso a contenidos matemáticos en clase puede dejar a los jóvenes en desventaja económica y social de por vida

Por ello, critican que los sistemas educativos no ofrezcan las mismas oportunidades de aprendizaje para todos los estudiantes, contribuyendo a perpetuar las desigualdades en la sociedad. Los países deben tomar nota para mejorar el aprendizaje de las matemáticas de tal modo que puedan ayudar a los chicos y chicas a superar estas barreras sociales o familiares.

España, un país con demasiadas desigualdades

Los datos de la OCDE sobre España apuntan que las chicas están más familiarizadas con los conceptos matemáticos que los chicos, en una medida similar a la media de países que realizan las pruebas PISA. No obstante, estas diferencias son mucho más notables entre el colectivo de alumnos nacidos en España y aquellos nacidos en el extranjero; también entre los jóvenes de socialmente favorecidos y aquellos más desfavorecidos.

Una de las características de los centros españoles con mayores tasas de niños desfavorecidos es que disponen de mejores profesores de matemáticas. Los centros públicos tienen un 40% más de profesores altamente cualificados en matemáticas respecto a centros de titularidad privada; una diferencia muy superior a la media de la OCDE, que es de 8 puntos porcentuales a favor de los centros públicos.

El estudio de la OCDE ha relacionado la oportunidad de aprender Matemáticas en el centro de estudio con el rendimiento en los exámenes PISA 2012. El objetivo es saber si los alumnos son capaces poner en práctica los conocimientos aprendidos en clase con problemas nuevos que podrían encontrarse en la vida real. En el caso de las aulas españolas, por más horas de matemáticas en las aulas, no hay una mejora del rendimiento real.
Por último, los estudiantes españoles que registraron una menor familiaridad con las Matemáticas que el resto de sus compañeros de clase, presentan una “autoestima baja” en esta área. Es decir, aquellos que creen saber menos que el resto de sus compañeros tienen un peor concepto de sí mismos; pues el desconocimiento de las matemáticas influye en cómo se perciben.

Posponer la elección de itinerarios

El informe de la OCDE hace una radiografía de las aulas españolas en las que la enseñanza de las matemáticas está por debajo de la media de otros países, hay mayores diferencias entre colectivos (chicos y chicas, nacionales e inmigrantes, favorecidos y desfavorecidos…) e, incluso, la opinión de los padres sobre una asignatura tienen un impacto en los alumnos.

En esta situación, los expertos de la OCDE han recomendado a España que ponga en marcha una batería de políticas para proporcionar a todos los alumnos “las mismas oportunidades para aprender” Matemáticas, pues su conocimiento tiene un impacto positivo en la movilidad social. Es imperante que todos los estudiantes entiendan las matemáticas, ejecuten cálculos con facilidad y puedan razonar matemáticamente gracias a los conocimientos aprendidos en clase.

La batería de medidas debe incluir una adaptación de los currículos académicos de tal modo que los alumnos puedan acceder a los mismos conocimientos y proponen que los jóvenes con dificultades de aprendizaje reciban ayuda enfocada a la resolución de problemas reales. Asimismo, los expertos de la OCDE defienden posponer el momento de elegir itinerario formativo.

Actualmente, los estudiantes de tercer curso de la ESO deben elegir entre cursar estudios de FP o Bachillerato; cuando tradicionalmente se hacía a final de Secundaria. Sobre este punto, la OCDE propone retrasar la elección de itinerario hasta cuarto curso combinado con ofrecer más apoyo individualizado a los estudiantes con dificultades y más formación pedagógica a los docentes de matemáticas; promover actitudes positivas hacia esta materia con deberes atractivos y recopilar datos sobre cómo enseñar en clase para encontrar el método más efectivo.

Imagen: matemáticas vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...