Las confusas relaciones entre el éxito y la educación

El éxito y la educación están en la actualidad ligados fuertemente al dinero, es por ello que muchas personas en lugar de seguir sus sueños e ir a una universidad a estudiar literatura, van a preferir seguir una carrera bancaria que les brindará frutos económicos inmediatos, pero que los harán infelices. Esa es la gran paradoja entre la educación y el éxito en nuestros días.

Cuando hablamos de éxito y educación, por nuestra mente pasan una infinidad de conceptos que podrían relacionarse o no. En ocasiones hemos sido oyentes de frases como: «profesional de éxito», «carreras de éxito» y demás, pero ¿qué es lo que significan estas frases en realidad?

El dinero parece ser el único requisito para ser exitoso hoy en día.

El dinero parece ser el único requisito para ser exitoso hoy en día.

El asunto es sencillo, estas frases se vinculan a todo aquello que se relaciona con el dinero, las cosas que la gente posee, adquisiciones, y más cosas que desde niños hemos podido anhelar en el plano material, pero la pregunta verdadera es: ¿se puede considerar a la bienaventuranza económica como éxito?

Por lo general, siempre que hablamos de éxito y dinero, estos dos conceptos parecen ir de la mano. Es por ello que si hablamos de alguien exitoso probablemente sea porque se compro un buen auto, porque tiene un trabajo muy bien remunerado o porque gasta grandes sumas de dinero los fines de semana y claro está, porque tiene un buen aspecto personal.

No obstante, en los casos que hemos mencionado, solamente el éxito se centra a nivel social, es decir, lo que aparentas y lo que vemos los demás acerca de una persona determinada.

No es verdad que una persona que tenga dinero sea necesariamente una persona de éxito, ya que en la realidad hay personas que poseen éxito dentro de sus campos y no necesariamente tienen los bolsillos y las cuentas bancarias llenas. Ejemplo de ello pueden ser los actores en ciernes o los profesionales de carreras no muy de moda, en esos casos podríamos decir que sí, son exitosos, pero siempre habrá alguien que se lamente acerca de lo bueno que es y del poco dinero que posee, sin embargo lo más importante es que son buenos en lo que hacen.

Un auto de lujo, es un símbolo de éxito social.

Un auto de lujo, es un símbolo de éxito social.

Hace unos días veía la película Revolutionary Road y allí se me plantearon estas ideas acerca del éxito y la educación, ya que parece ser que ahora y desde hace algún tiempo el éxito solamente podría llegar a través de escoger carreras que no necesariamente sean de nuestro agrado, pero que nos traigan un éxito inmediato, especialmente si este es económico.

En ese sentido, se podría decir que las personas en el mundo merecen ante todo ser exitosas pero no felices, así que si tu pasión es el arte, cosa que dudo te de frutos económicos, será mejor que abandones tu sueño para pasar a ser un cajero de banco exitoso y bien remunerado.

Nada más lejano a la realidad, pero que se practica y la gente tiene muy presente a la hora de pensar qué va a estudiar y qué hará por el resto de sus vidas. Y tú, ¿decides seguir tus sueños o seguir los sueños de la gente a tu alrededor?

Foto 1 de gromgull en Flickr

Foto 2 de FaceMePLS en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...