Las 8 softskills o habilidades blandas más demandadas

Cada vez se valoran más las soft skills o habilidades blandas, aunque unas más que otras. Las más importantes son la resiliencia, las habilidades digitales, el compromiso con la empresa y la flexibilidad laboral, el trabajo en equipo, la capacidad y ganas de aprender. También se valora el análisis e interpretación de datos para tomar decisiones y tener capacidad crítica

Soft skills más demandadas

El mundo laboral cada vez es más competitivo, estando lleno de personas con titulaciones y «hard skills» como idiomas, títulos o conocimientos técnicos. Por este motivo, cada vez más empresas buscan soft skills o habilidades blandas, las cuales son muy importantes para desempeñar el trabajo y también para crecer como personas.

Si quieres crecer profesionalmente, deberías aprender habilidades blandas y potenciar las que ya tienes. Eso sí, hay algunas más demandadas que otras y deberías primero centrarte en esas.

Estas son las soft skill más demandadas a día de hoy

Hoy en día, hay 8 soft skills que destacan sobre el resto y que cualquier persona debería conocer. La mayoría de estas habilidades están relacionadas con el trabajo en equipo, la creatividad, la escucha activa, la resiliencia y la capacidad de aprendizaje. Estas habilidades también son útiles para la educación universitaria o incluso para la escolar, marcando cuál es el futuro de los estudiantes de hoy y los trabajadores del mañana.

Resiliencia

La resiliencia consiste en la capacidad de adaptarse al entorno, especialmente si se produce una situación difícil. Piden a alguien que consiga realizar su trabajo en cualquier condición y situación, incluso si es una emergencia sanitaria. 

En este contexto de crisis, esta capacidad se pide a la mayoría de empleados, buscando que sean capaces de adaptarse a la nueva normalidad y de mantenerse fuertes y calmados en este entorno. Es especialmente importante si diriges un equipo o si tienes responsabilidades. También es muy importante en emprendedores.

Habilidades digitales

El nuevo paradigna ha acelerado la transformación digital de las empresas, así que las compañías buscan personas que se manejen bien con la tecnología. La forma de trabajar ha cambiado rápidamente y el teletrabajo ha llegado para quedarse, así que todos deben saber usar las herramientas necesarias.

Eso no sólo incluye saber usar los programas, sino manejarte bien con ellos, aprender rápido su funcionamiento y también ser productivo de forma remota. 

Compromiso con la empresa y flexibilidad

Para ser productivo, debes estar comprometido con la empresa y sus objetivos. De este modo, la concentración y la calidad del trabajo realizado es mucho mayor.

Eso también incluye la capacidad de ser flexible a los cambios, demostrando así el compromiso. Por ejemplo, la capacidad de utilizar nuevas herramientas, de trabajar en un nuevo entorno o incluso desde casa, adaptándose rápidamente.

Trabajo en equipo

Las empresas funcionan como un reloj, donde todos los engranajes deben encajar a la perfección para que la cosa funcione. Por este motivo es tan importante el trabajo en equipo, asegurándote no solamente tu éxito personal, sino el de tus compañeros y el de todo el grupo.

Para ello, hay que saber comunicarse con ellos, saber usar herramientas para repartir las tareas y manejarse bien en remoto cuando se está teletrabajando.

Mentalidad y capacidad de aprender

Debido a los cambios rápidos y frenéticos que trae el mundo actual, las empresas quieren personas que estén dispuestas a crecer y aprender. Quieren a personas que acepten nuevos retos y que tengan una visión de futuro sobre la empresa y sobre ellos mismos.

Eso sí, no solamente cuenta la intención y la inquietud por saber algo nuevo. También hay que tener la capacidad para hacerlo, aprendiendo sobre los nuevos sistemas de trabajo, tecnologías y programas utilizados en los tiempos de hoy en día. Esta es la clave para entender el ámbito social y laboral en la actualidad.

Saber analizar datos y tomar decisiones a través de ellos

Hoy en día, las empresas tienen acceso a un montón de datos. En lo que se conoce como Big Data, se tiene información sobre montones de cosas, pero los datos por sí solos no sirven de nada.

Hacen falta personas que sean capaces de analizarlos e interpretarlos, tomando las decisiones que sean oportunas. Así se pueden detectar oportunidades y evitar el desperdicio de recursos, permitiendo también sacar conclusiones efectivas sobre el funcionamiento del negocio.

Capacidad crítica

Finalmente, las empresas buscan personas que tengan una buena capacidad crítica. Ya no se busca al «pelota» que dice a todo que sí, sino a una persona que sea capaz de criticar lo que está mal y aportar nuevas ideas.

Eso ayuda a tener otro punto de vista y a detectar nuevos problemas y resolverlos rápidamente. Sin esa capacidad autocrítica, sería imposible tener la visión completa de la realidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...