La Universidad de Sevilla implementa normas pioneras

Si habéis sido pillado con una chuleta en un examen, hoy no serás expulsado de la Universidad de Sevilla: conoce las nuevas normas que rigen desde este curso.

Copiarse en los exámenes no será castigado con expulsión

Copiarse en los exámenes no será castigado con expulsión

Históricamente existen dos métodos de aprobar exámenes, uno más riesgos que otro y este último mucho más conveniente a largo plazo. Hablamos de «copiar» y «estudiar».

Muchos son los jóvenes que durante sus exámenes de la escuela o la universidad han confeccionado una chuleta o han mirado por encima del hombro hacia la hoja de un compañero, buscando encontrar las respuestas que no sabe dar en un examen.

Algunos de ellos han sido pillados, otros no; algunos castigados, otros perdonados por diferentes profesores, por diferentes circunstancias, por diferentes suertes; pero la época en que la decisión de perdón o castigo quedaba a criterio del docente a cargo del aula ha terminado, al menos en la Universidad de Sevilla y, posiblemente, otras instituciones copien la medida.


Y es que en esta Universidad, finalmente, se ha reglamentado el «qué hacer» cuando se encuentra a un alumno copiando; pues hasta el momento no había una norma que permitiera al profesora aplicar un castigo que, usualmente, era la expulsión de la clase.

A partir de ahora, si el profesor pilla a un alumno mientras se está copiado de un vecino o de una chuleta, no podrá ser expulsado de la case sino que se le permitirá al alumno concluir con su examen.

Se trata de una normativa pionera en España la que ha comenzado a aplicar la Universidad de Sevilla a partir de este nuevo curso, a pesar de que fue aprobada durante el mes de septiembre de 2009.

Y es que no existía ninguna regulación anterior que indique al profesor qué hacer cuando sorprende a un alumno con una chuleta, copiando de un compañero y hasta con otros instrumentos como móviles o reproductores. De hecho, los docentes se valían de su propio criterio para determinar si el alumno debía o no ser castigado y cuál sería el castigo.

Pero ésto no es todo, porque además ha quedado establecida la Comisión de Docencia para que acudan todos aquellos alumnos que hayan sido pillados mientras se copiaban en un examen o bien aquéllos que opinen que no hay suficientes pruebas para incriminarlos.

Pero lo que mas se destaca de la normativa es que la misma no permite la suspensión del alumno que no acuda a clase, en cambio «se le gratificará si lo hace».

Sin dudas, un cambio muy importante en lo que a disciplina universitaria se refiere. Cambios que no podremos saber si dan el resultado esperado hasta que acabe el presente curso.

Fuente: ADN.es

Fotografía: Javi Vte Rejas en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...