La UB atenderá a 54 alumnos que no pueden pagar la matrícula

La Universidad de Barcelona (UB) ha creado una comisión que se encargará de ayudar a 54 estudiantes que no pueden pagar la matrícula a continuar con sus estudios universitarios, bien sea por denegación de una beca o por falta de solvencia económica. Además, la institución volverá a poner en marcha un programa de complemento de becas para sus estudiantes.

La Universidad de Barcelona (UB) ha creado una comisión que se encargará de otorgar ayudas de urgencia a un total de 54 estudiantes que no pueden hacer frente al pago de las matriculas universitarias debido a la pérdida o denegación de becas públicas o a la falta de recursos económicos familiares. De otro modo, los estudiantes se verían obligados a abandonar sus estudios y quedarían endeudados.

Durante la primera reunión de la Comisión, se han resuelto de forma urgente 31 de los casos, a los que se han sumado otras 23 peticiones de estudiantes incapaces de afrontar el coste de sus estudios universitarios que han reunido las secretarías de las facultades de la UB durante abril. De este modo, se elevan a 54 el número de revisiones que realizará la Comisión, según ha informado el pasado miércoles la universidad barcelonesa.

El Vicerrectorado de Estudiantes ya ha atendido a las 54 personas que han solicitado la ayuda de la universidad. Según informa este órgano, en su mayoría son alumnos a los que se les ha denegado una beca y no pueden afrontar el pago de la matrícula. Sin embargo, hay otros casos de estudiantes que tienen algún recibo pendiente o que prevén que no tendrán solvencia económica para el próximo curso, todo y haber mantenido los pagos al día hasta ahora.

El encarecimiento de un 300% en 6 años de los estudios universitarios en Cataluña ha propiciado que muchos estudiantes, que antes sí podían permitirse cursar estas enseñanzas, ahora tengan dificultades para hacerle frente y no cumplan los requisitos para optar a una beca. En esta coyuntura, la UB está ofreciendo distintas ayudas para garantizar la continuidad de los estudiantes, bien sea mediante pagos fraccionados o, en los casos «más extremos», con el adelanto del importe de la matriculación.

La institución no tiene buenas previsiones al respecto, por lo que la UB prevé llevar a cabo en septiembre una segunda reunión con la comisión, con el objetivo de crear una regulación del procedimiento a seguir en estas situaciones. Además, se prevé establecer una convocatoria del programa propio de ayudas económicas, establecido por la UB el año pasado, para complementar las becas públicas para sus estudiantes.

Medidas para retener a los estudiantes

La comisión está formada por la vicerrectora de Estudiantes y Política Lingüística, Gemma Fonrodona; la comisionada para Participación, Empleabilidad y Emprendimiento Social, Virgínia Ferrer; tres técnicos del área de Gerencia de la Universidad, y cuatro representantes de los estudiantes. En ella, se estudiarán los 54 casos de estudiantes que no pueden afrontar el pago de sus estudios en la UB.

La creación de esta comisión es una de las medidas económicas que ha puesto en marcha la Universidad de Barcelona para afrontar el elevado caso de alumnos que tienen que abandonar sus estudios universitarios por motivos económicos. Algunas de las medidas adoptadas han sido el fraccionamiento adicional en siete plazos de la matrícula anual de grado, máster o doctorado, así como la rebaja 300 euros del importe mínimo para poder fraccionar pagos.

Foto: aj82

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...