La segunda convocatoria de las PAU se adelantará a julio

Los exámenes extraordinarios de las pruebas de selectividad se realizarán por último año en el mes de setiembre. A partir del próximo curso, los estudiantes que suspendan las pruebas de acceso a la universidad o quieran subir la nota obtenida en los exámenes de junio se examinarán en julio.

Los próximos exámenes de la selectividad pasaran de setiembre a julio

Los próximos exámenes de la selectividad pasaran de setiembre a julio

La Consejería de Educación de Valencia, en coordinación con la Comisión Gestora de las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) está ultimando la norma para adelantar los exámenes extraordinarios de la selectividad de setiembre a julio para el próximo curso. La nueva norma, que se espera entrará en vigor el próximo mes de octubre, supondrá que la segunda convocatoria de las PAU se realizará al cabo de un mes de los primeros exámenes.

El adelanto de las pruebas de la selectividad a julio, manteniendo la primera convocatoria en junio, requerirá que se reforme el decreto de curriculum de Bachillerato. Según el secretario autonómico de Educación Rafael Carbonell en Valencia esta modificación se debe a que el curriculum establece que las evaluaciones son siempre en setiembre, hecho que quiere cambiar el Ejecutivo.

Carbonell explica que los cambios en la evaluación final “afectarán tanto a los alumnos de 1º de Bachillerato como a los de 2º curso, para favorecer a los estudiantes que solo tienen pendiente una materia o dos de primer curso”. La medida del Gobierno, a juicio de Carbonell, contribuirá a aumentar el rendimiento y el éxito académico de los exámenes extraordinarios al adelantarlos a julio, dado que los estudiantes recordarán con más claridad lo que estudiaron para la primera convocatoria de las PAU.

No obstante, los exámenes de la selectividad tienen un elevado porcentaje de aprobados en la primera convocatoria.  A nivel estatal, las pruebas de acceso a la universidad contaron con casi un 86% de aprobados en la primera convocatoria en el curso 2010-2011, mientras que la tasa de alumnos que superaron con éxito los exámenes descendió hasta el 71.6%. A más, de entre los alumnos que suspendieron la primera convocatoria, tan solo un 35,3% volvieron a intentar acceder a la universidad en los exámenes de PAU de setiembre.

Otro de las razones por las cuales el Gobierno quiere adelantar la segunda convocatoria de las PAU es adaptarse al ritmo de las universidades españolas, que tienen a tendencia de adelantar el inicio de las clases en los campus para equipararse con sus homólogas europeas. “El adelanto de los exámenes de septiembre a julio permiten empezar el curso antes en los institutos y engancharnos a las universidades y al espacio superior de Bolonia”, sostiene el secretario valenciano de Educación.

Foto: Universidad Catolica de Chile en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 2
Loading ... Loading ...