La odisea de los becarios universitarios

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes los nuevos requisitos para optar a las becas el próximo curso 2012-2013. Los estudiantes deberán obtener unas calificaciones más altas para poder conseguir una beca universitaria. Pero también deberán hacer un mayor esfuerzo académico por conservarla, puesto que se les exigirá aprobar entre el 65% y el 90% de las asignaturas en las que estén matriculados.
No obtener las calificaciones mínimas tendrá unas consecuencias mayores que abonar la segunda matrícula de forma íntegra, puesto que podrían perder la opción de beca para el siguiente curso e incluso devolver el importe de la misma. De este modo, se ponen más trabas a estudiar en la Universidad.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes el decreto de becas para el curso 2012-2013 en el que se endurecen los requisitos para obtener una ayuda del Estado para estudiar en las universidades. De igual modo, el decreto también contempla el aumento de condiciones para mantener esa beca una vez se ha accedido a la Universidad.

Aprueban los nuevos requisitos para becas

Aprueban los nuevos requisitos para becas

El Gobierno del PP cada vez pone más trabas a los estudiantes con pocos recursos económicos. El vigente decreto para becas para el curso 2012-2013 contempla un endurecimiento de las condiciones para obtener y conservar una beca de carácter universitario. Este aumento de los requisitos persigue que los estudiantes sean más responsables del esfuerzo que hace la sociedad, según alega el Ministro de Educación José Ignacio Wert.

De entrada, los alumnos que cursen por primera vez sus estudios universitarios deberán obtener un 5.5 en la prueba común de la Selectividad para poder pedir una beca (6.5 en las becas-salario). Además, a este aumento de los requisitos académicos también debe sumarse una restricción de los criterios de renda familiar para optar a una beca.

Una de las medidas más notables del decreto de becas es que los estudiantes que hayan recibido una beca-salario (con un máximo de 6.000 euros, destinada para las familias con menos recursos económicos) y no aprueben la mitad de las asignaturas matriculadas deberán devolver el importé íntegro de esa ayuda. El nuevo criterio trata de evitar el fraude, puesto que se considera que no superar el mínimo indicado supone que el alumno no destina el dinero de la beca su finalidad, que es el estudio.

También se endurecen progresivamente los requisitos mínimos para mantener una beca una vez el alumno está cursando sus estudios universitarios. El próximo curso, conservar la beca supondrá todo un reto. Los estudiantes becarios deberán aprobar un mínimo del 65% de los créditos en Arquitectura e Ingeniería; el 80% en las carreras de Ciencias y Ciencias de la Salud; y el 90% en Artes y Humanidades y Ciencias Sociales y Jurídicas (estas últimas carreras han aumentado un 10% el nivel de exigencia).

Sin embargo, en el curso 2013-2014 todavía se le exige más al estudiante becado. Los alumnos de Arquitectura e Ingeniería deberán aprobar el 85% de los créditos para conservar su beca o obtener un 6 de media del curso. En cambio, en las otras carreras se exigirá superar el 100% de las asignaturas o conseguir una media de 6.5 para poder pedir una beca el año siguiente.

No obstante, lo que no ha parecido tener en cuenta el Ministro de Educación es que los estudiantes becados que suspenden asignaturas ya tienen una penalización. Los becarios que deban realizar una segunda matrícula en una asignatura deberán abonar el importe de su bolsillo, precio que se incrementa por tratarse de una repetición. Una penalización que también el Wert ha obligado a las comunidades autónomas a aumentar la tasa de los estudios universitarios.

Foto: Vanesilla86 en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...