La motivación de los docentes, un problema

Profesor dando clase

Profesor dando clase

El 62,4% de los españoles ve poco o nada motivados a los profesores españoles. Según veinte de cada cien encuestados por el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente al mes de febrero, esta situación se desmotivación del cuerpo docente se achaca principalmente a la crisis económica y a los recortes en el sector.

En opinión de los encuestados, otras de las razones de la poca implicación del profesorado son la falta del respecto de los alumnos (13,8%), el poco prestigio social con el que cuenta la profesión (12,8%), el hecho de ser un oficio mal pagado (11,5%) y la falta y el cuestionamiento de su autoridad (10,7%). Así pues, los encuestados reconocen en la docencia una profesión mal pagada y con poco respeto social y del alumnado.

No obstante, casi la totalidad de los encuestados (95,4%) está más bien de acuerdo en que los alumnos deberían respetar más a los profesores. Así pues, el 73,8% opina que el profesorado no tiene toda la autoridad que necesita, siendo la mitad de los encuestados (51,8%) favorables a que los docentes sean considerados una autoridad pública. Además, nueve de cada 10 encuestados considera que la falta de respeto hacia el profesorado es culpa de los padres, que tienen una mayor responsabilidad en la educación de los hijos.

Todo y los datos negativos, un 38,7% de los padres que participaron en la encuesta del CIS valoran la motivación del profesorado entre ‘muy bien’ y ‘bien’. Esta idea es respaldada por el 20,7% de los estudiantes que fueron preguntados. En cambio el 17,7% de progenitores valora la implicación de los docentes españoles entre ‘mal’ y ‘muy mal’, así como el 10,6% de los padres y el 35% de los alumnos.

En cuanto a la valoración del trabajo realizado por los docentes en función de la etapa educativa en la que imparten clase, ser maestro de Educación Infantil y Secundaria es, para nueve de cada diez encuestados, una profesión que requiere asumir responsabilidades y que exige tener una fuerte vocación. Además, el 87,9% de las personas que participaron en la investigación del CIS, los docentes que imparten Formación Profesional  deben una sólida formación práctica.

Los encuestados exigen más a los profesores universitarios pues el 85,4% de los encuestados cree que es un oficio que tiene mucho o bastante prestigio social. De igual modo, el 95% piensa que requiere una sólida formación para poder desempeñar el puesto con eficacia, y ocho de cada diez indica que requiere asumir responsabilidades y exige tener una fuerte vocación.

Docentes con la autoridad minada

Sobre los principales problemas que afronta el cuerpo de docentes día a día en las aulas, la falta de disciplina de los estudiantes es el motivo más repetido entre los encuestados (32,5%). Le siguen las ratios por aula (28,9%), la falta de interés de los alumnos (28,8%), la falta de medios y recursos materiales (26,4%), así como la falta de autoridad (16,4%) y el poco tiempo que dedican los padres a sus hijos (15,5%).

Los encuestados también han valorado posibles soluciones a la falta de autoridad de los profesores y así mejorar su trabajo. En primer lugar, el 23,3% de los encuestados consideran que hay que dotarles de más recursos materiales y técnicos. En segundo lugar, un 18,7% pide reforzar la autoridad que se otorga al profesorado; siendo una de las posibles vías considerar a los docentes como una autoridad pública.

Funciones del profesorado

Entre las funciones del profesorado de Educación Infantil, la mitad de los entrevistados (55,3%) opina que enseñar a relacionarse y a comunicarse con los demás  es lo más importante en la labor del profesor. En cuanto a los docentes de Primaria, su principal tarea es contribuir al desarrollo personal del estudiante para un 46,4% de los encuestados.

Las tornas cambian en el caso de la Educación Secundaria Obligatoria, donde prima la transmisión de conocimientos para un 55,9% de los participantes en la encuesta del CIS. No obstante, en la Formación Profesional (78%) y en la Universidad (81,6%), preparar a los estudiantes para acceder y desenvolverse en el mundo laboral es la principal función del profesorado, por encima de la transmisión de conocimientos.

Foto: nordique

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...