La mitad de autobuses escolares han sido sancionados

La campaña de la DGT sobre la seguridad en los vehículos de transporte escolar se ha saldado con la mitad de los autobuses sancionados. Los responsables de DGT han explicado que la mayoría de las incidencias respondían a problemas en la documentación y en el funcionamiento de los sistemas de seguridad como cinturones o salidas de emergencia.

Más del 50% de los autobuses de transporte escolar inspeccionados por la DGT en su última campaña de prevención fueron multados por incumplir alguna de las normas de seguridad, lo que representa un 15% más de amonestaciones que en la campaña anterior. Asimismo, entre las infracciones más graves se incluyen tres conductores que dieron positivo en los controles de alcoholemia, uno de ellos detenido por superar en cinco veces el máximo permitido por ley.

La DGT ha justificado este elevando número de sanciones a deficiencias en la documentación que deben llevar esta clase de vehículos. La sanción más numerosa realizada por los controles ha sido la de no disponer de autorización especial para realizar el servicio de transporte escolar, lo que ha supuesto una denuncia de 1.810 responsables de la conducción, o por no tener en regla el seguro de responsabilidad limitado, como se ha denunciado en 302 autobuses.

La campaña, que se efectuó entre el 4 y el 10 de noviembre, se ha procedido a la detención de una conductora, acusada de delito contra la seguridad vial por superar en cinco veces la tasa de alcohol permitida para la conducción. La persona detenida era una mujer que conducía un vehículo de transporte escolar para recoger a los estudiantes y trasladarlos a sus domicilios; los agentes de tráfico de los controles preventivos de DGT detuvieron al autobús antes de realizar este servicio. Asimismo, otras dos personas han sido multadas por sobrepasar la tasa máxima permitida de alcohol.

Entre las incidencias graves que han detectado los controles de la DGT se han registrado tres sanciones a conductores que superaban la velocidad permitida en el tramo. Además, 41 vehículos inspeccionados tenían cinturones de seguridad pero estos presentaban problemas en su funcionamiento, siendo un mecanismo de vital importancia y obligatorio para los nuevos vehículos que salva las vidas de los pequeños.

Los agentes también han verificado que 162 autobuses de transporte escolar presentaban fallos en las puertas emergencias y de servicio, al igual que en los dispositivos de accionamiento de estos sistemas. Por último, un punto especialmente sensible a las inspecciones realizadas ha sido la minoración del descanso o el tiempo máximo que pasa un conductor frente al volante; en el que 47 conductores fueron sancionados por este motivo y otros 94 por no llevar a una persona responsable del cuidado de los menores cuando así está estipulado.

Así pues, la campaña de seguridad en el transporte escolar ha vigilado las condiciones y documentación de más de 4.000 vehículos destinados a esta tarea. El motivo que ha llevado a os responsables de DGT a realizar esta campaña es la búsqueda de la seguridad del transporte de menores y ha recordado que los agentes realizarán permanentemente controles a este tipo de vehículos.

Foto: Gonmi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...