La importancia de la formación continua

Ya no basta con cursar un ciclo formativo o una carrera universitaria. Los tiempos actuales conducen a un camino constante y continuo de formación, un camino que hay que recorrer a lo largo de toda la vida. Veamos en esta publicación la importancia de la formación continua, una formación que permite estar actualizado, avanzar y aspirar a nuevas oportunidades laborales.

La importancia de la formación continua

Ya no basta con cursar un ciclo formativo o una carrera universitaria. Los tiempos actuales conducen a un camino constante y continuo de formación, un camino que hay que recorrer a lo largo de toda la vida.

Y quien se para en este camino formativo, también se parará en el conocimiento. Pondrá un stop al aprendizaje, el cual seguramente repercuta en distintos ámbitos, principalmente en el laboral. ¿Por qué pasa esto? Porque la sociedad es dinámica y va evolucionando. Y en este proceso de evolución surgen nuevos saberes que comienzan a aplicarse en la vida cotidiana.

Un claro ejemplo nos llega con las nuevas tecnologías. Todos los profesionales, independientemente cuál sea su profesión, deben tener conocimientos informáticos, ya que internet es el medio por el cual se está rigiendo todo. Esto conduce a que las personas se formen en aspectos relacionados a estas nuevas tecnologías.

Y esto, a su vez, es hablar de la formación continua, una formación que permite estar actualizado, avanzar y aspirar a nuevas oportunidades laborales. Pero vayamos por partes para comprender bien de qué hablamos:

¿Qué es la formación continua?

La formación continua es el conjunto de acciones formativas que se desarrollan para mejorar las competencias y cualificaciones de los profesionales, lo cual, en muchas oportunidades, permite una mejor recualificación de los profesionales ocupados. Y si están en paro, les da mayores herramientas para reinsertarse en el mercado laboral.

En otras palabras, la formación continua hace alusión a toda actividad de aprendizaje que se realiza a lo largo de la vida con el objetivo de incrementar los conocimientos, capacidades y aptitudes de las personas. Y si bien se la relaciona mayormente con el empleo, la formación continua es muy importante para enriquecer el nivel cultural y ser personas más sabias. Con lo cual, desde todo punto de vista es esencial e importante.

¿Qué pretende la formación continua?

Reforzando lo antedicho, enlistaremos los propósitos básicos que giran en torno a la formación continua. Estos propósitos son:

  • Reforzar el nivel de cualificación de los profesionales en los diferentes sectores, evitando así el estancamiento en su cualificación y mejorando por tanto su situación laboral y profesional.
  • Responder a las necesidades específicas de las organizaciones y empresas.
  • Potenciar la competitividad de las instituciones y empresas.
  • Adaptar los recursos humanos a las innovaciones tecnológicas y a las nuevas formas de organización del trabajo.
  • Propiciar el desarrollo de nuevas actividades económicas.
  • Personas con una formación más integra.

Por último, notemos que la formación continua se convirtió en una necesidad frente a una sociedad muy competitiva. Con lo cual, os  invitamos a que siempre recorran este camino.

Foto: Study en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...