La importancia de la educación y salud bucodental

Así como se educa en matemática, lengua, ciencias sociales y demás materias, se debe educar en la salud de la boca. Un buen cepillado de dientes, una alimentación sana y visitas periódicas al dentista son algunos de los factores que deben estar presentes en la educación general de las personas. Veamos la importancia de esta educación.

La importancia de la educación y salud bucodental

Así como se educa en matemática, lengua, ciencias sociales y demás materias, se debe educar en la salud de la boca. Un buen cepillado de dientes, una alimentación sana y visitas periódicas al dentista son algunos de los factores que deben estar presentes en la educación general de las personas.

Esto es fundamental para tener una dentadura y boca sana. Una situación que no preocupa a los niños (ni tampoco a algunos a adultos) pero que deberían tener presente ya que se ahorrarán dolores y problemas. Es por ello que la educación bucodental es vital.

El principal problema lleva el nombre de caries, ¿Quién no ha tenido alguna? ¿Quién no ha ido al dentista a arreglar alguna carie y ésta se volvió un gran dolor de boca? Sin duda alguna, es un problema masivo que debe prevenirse con cuidado e higiene desde los primeros años de vida.

Ya desde los 18 meses o dos años las personas deben aprender y adquirir el hábito de lavarse los dientes. Lo aconsejable es que este aprendizaje sea algo agradable; que los pequeños imiten a sus padres en el lavado de dientes y sea un momento lindo y no tedioso.

Así mismo, es bueno conocer qué son las caries y cómo se producen. En este sentido, hay que saber que las caries representan una destrucción progresiva de la estructura del diente gracias al ácido generado por las bacterias que se encuentran en la superficie formando la llamada placa bacteriana.

La aparición de ellas es por la presencia de azúcares y, sobretodo, a la permanencia de estos azúcares que son los que dan lugar al crecimiento de distintas bacterias (lactobacillus, streptococo acidógeno, etc.) que son las que bajan el pH produciendo la desmineralización del esmalte y segregando distintos componentes que ayudan a la formación de la placa bacteriana.

Es importante remarcar que esto no se cura rápidamente y en caso de que no se trate y se deje estar, el diente se terminará destruyendo y perdiendo. Peor aún, en el proceso de pérdida del diente la persona padece dolores, inflamación e infección, entre otros síntomas.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud ha considerado a estos problemas bucodentales como la tercera plaga mundial (la posiciona luego de la enfermedad cardiovascular y el cáncer) que afecta especialmente a la población infantil de los países desarrollados.

Por ello es muy importante educar en el autocuidado y la higiene bucodental. De esta manera, se podrán evitar las caries, los dolores y la pérdida del diente.

En un próximo post os brindaremos consejos para la educación e higiene bucodental así los ponen en práctica y disfrutan de una linda boca sin caries ni dolores.

Fuente: Isftic

Foto: Lavarse los dientes por Etringita en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...