La Gestalt llega al trabajo

Método de empleo de esta terapia lanzada a principios del siglo pasado encaminado a conocerse mejor uno mismo y al otro.

gestalt.jpgFundada por Fritz Perls (1893-1970), la Gestalt es una terapia para conocerse mejor y conocer mejor a los otros. Permite desarrollar la conciencia de los que la experimentan a nivel corporal, emocional, intelectual y espiritual. Y de reducir o suprimir síntomas negativos: depresión, ansiedad, sentimiento de culpabilidad, celos o falta de confianza. Gracias a la Gestalt, es posible cerrar episodios inacabados de nuestra vida (despido mal vivido, luto, ruptura con la pareja). El terapeuta ayuda a su cliente/paciente que debe imaginarse cómo resuelve la situación y experimentar una forma de armonía que le ayude a tener una existencia plácida en el presente y futuro.

El desarrollo de una sesión individual se hace de una forma privilegiada, desde el cara a cara. Sobre todo al principio. El terapeuta ofrece una recepción calurosa y contacta de forma honesta y atenta con la persona que recibe, no quedándose en un silencio que intimida ni en la neutralidad benévola del psicoanálisis. Como consecuencia, las ayudas utilizadas pueden ser mucho más creativas y ponen en juego objetos, dibujos, juegos posturales.

El trabajo individual se hace en el grupo; se actúa en una especie de terreno de experimentación donde la persona puede elegir a un personaje que personificará a su padre, su madre, su jefe, su cónyuge. Las posibilidades de explotación de sentimientos, comentarios y nuevas pistas aparecen mucho más rápidamente. Puede utilizarse este clima de división y seguridad en el grupo es muy específico al Gestalt y tanto para el contexto personal como profesional.

La duración de una sesión es de alrededor de 45 minutos. La frecuencia depende de la problemática mencionada y los objetivos pero por término medio es de dos a tres sesiones al mes. Es posible emprender una psicoterapia gestáltica durante algunos meses pero la media es de 18 meses a dos años.

El coste por sesión está entre cincuenta y noventa euros para una sesión individual, pero se suele aplicar una tarifa preferente para niños, estudiantes o personas en dificultades económicas. La tarifa del grupo varía en función del tamaño del grupo y el número de personas que lo componen. Está generalmente en torno a 150 a 200 euros para un fin de semana.

Imagen: Rcesarc en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...