La Generalitat no cambiará “ni una coma” de la LEC

El portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, ha asegurado que la Generalitat no cambiará el modelo de inmersión lingüística de Cataluña. Asimismo, el Ejecutivo rechaza aplicar la sentencia del TSJC en la que se obliga a aplicar un 25% de horas lectivas en castellano en los centros cuyos alumnos solicitaron la enseñanza bilingüe al no responder a criterios pedagógicos.

El portavoz del Gobierno de Cataluña, Francesc Homs, ha asegurado que no se modificará el modelo educativo de esta autonomía a pesar de la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en la que se obliga a la Generalitat a aplicar un 25% de enseñanza en castellano en cinco escuelas afectadas. No se cambiará “ni una coma” de la ley educativa catalana, ha garantizado Homs.

En una rueda de prensa tras el Consejo Educativo, el portavoz catalán ha afirmado que el Ejecutivo ha dado su apoyo en bloque a la estrategia fijada por la consejera de Enseñanza Irene Rigau, tras haberse comunicado el fallo del alto tribunal catalán. Sin fisuras, el Gobierno de la Generalitat recurrirá la decisión del TSJC con el objetivo de defender el modelo educativo y mantener la aplicación de la Ley de Educación de Cataluña (LEC).

Con todo, Homs ha asegurado que “no moveremos ni una coma” ante el planteamiento de cambiar la LEC y acatar la sentencia del tribunal catalán. Asimismo, ha recordado que nadie ha recurrido el modelo de inmersión lingüístico recogido en la ley educativa catalana y ha exaltado el éxito de la inmersión, ya que los escolares catalanes tienen un buen conocimiento del catalán y del castellano, pero también ha servido como elemento de cohesión social.

El portavoz ha argumentado que la LEC no ha sido recurrida ante un tribunal, por lo que está vigente para el sistema de enseñanza de esta comunidad y forma parte del ordenamiento jurídico español, por lo que debe aplicarse. De este modo, la Generalitat se posiciona en contra de aplicar la enseñanza del castellano en un 25% de las horas lectivas en los centros afectados por la resolución del TSJC. “¿Por qué hemos de desacatar la legalidad si tenemos la legalidad a favor?”, ha preguntado Homs.

La proporción del 25% de enseñanza en castellano para los centros en los que haya familias que hayan solicitado judicialmente la educación bilingüe para sus hijos, fijado por el TSJC, ha sido rechazado de lleno por el Ejecutivo catalán. Homs ha recordado que el Tribunal Constitucional se pronunció al respecto, otorgando a la Generalitat la responsabilidad de fijar una “proporción razonable” de ambas lenguas en los casos mencionados.

El porcentaje fijado ha aparecido de la nada, según ha defendido Homs al preguntar retóricamente el “criterio pedagógico” empleado para establecer en un 25% de enseñanza en castellano. Igualmente, el portavoz ha argumentado que debe ser el mundo educativo, desde una perspectiva pedagógica, el encargado de determinar cómo deben hacerse las cosas. Por lo tanto, los encargados de establecer los porcentajes serían los equipos directivos de las cinco escuelas afectadas.

El portavoz del Gobierno de la Generalitat también ha apuntado a que la demanda de la enseñanza en castellano es algo minoritario en Cataluña, pero es una opción que “algunos intentan imponer por la puerta de atrás” además de ser contrario a la ley educativa catalana. Por último, Homs ha querido remarcar que el modelo de inmersión lingüística cuenta con un gran consenso político, pero también es un sistema defendido desde la sociedad catalana.

Foto: Francesc_2000

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...