La Generalitat deberá indemnizar una familia por no ofrecer la escolarización en castellano

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha sentenciado a la Generalitat a abonar una indemnización de 3.000 euros a una familia por no ofrecer la escolarización en castellano a una menor. El Departamento de Enseñanza ya ha anunciado que recurrirá la sentencia.

estudiar

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha condenado a la Generalitat por no ofrecer la escolarización con el castellano como lengua vehicular a una estudiante del colegio concertado Corazón-Corazonistas de Barcelona durante el período 2008-2009 y 2009-2010. La familia demandante recibirá una indemnización de 3.000 euros por no haber recibido la escolarización de la menor de acuerdo al criterio de los padres.

La familia pidió en el curso 2008-2009, cuando la menor estudiaba en P4, “la enseñanza en su lengua habitual, el castellano, o al menos en ambas lenguas en idéntica proporción”. El departamento de Enseñanza de la Generalitat respondió a la propuesta de la familia brindando atención individualizada a esa alumna. La decisión no gustó a los padres, que encontraron insuficiente la resolución de Enseñanza y llevaron el caso a los tribunales en julio de 2009.

Ahora, el TSJC ha fallado a favor de la familia demandante al dictar que “el castellano se utilice también como lengua vehicular” en el sistema de enseñanza de Cataluña. Asimismo, en la sentencia insistió a la Generalitat a tomar las medidas correspondientes para aplicar la paridad de lenguas. Por su parte, el Tribunal Supremo (TS) respondió favorablemente a la familia de la niña en los recursos de casación que presentaron ambas partes ante este órgano legal.

El alto tribunal catalán impone en su sentencia una indemnización equivalente a 7,36 euros por cada hora de clase en la cual la niña no recibió una atención en castellano, ya que encuentra razonable la “concreción de daños y perjuicios” reclamados. En concreto, la familia alegó que la niña había recibido un daño emergente y moral por no haber recibido la escolarización en castellano, tal como demandaban los padres, y solicitaban una indemnización de 4.258 euros que han quedado reducidos a 3.000 euros.

Asimismo, ha constatado que el Departamento de Enseñanza indicó a la escuela que debía implantar la inmersión lingüística en catalán para el curso P4. Sin embargo, constata que la lengua que mayoritariamente se empleó el catalán como lengua vehicular en el aula de la niña demandante durante P4 y P5, a excepción de dos horas en castellano del total de 25 horas lectivas (hora del cuento y natación) que disponía la niña en el centro concertado Corazón-Corazonistas de Barcelona.

Los datos recogidos avalan la decisión del tribunal, que sostiene que debería haber tenido una “presencia adecuada” de la lengua castellana, también como lengua vehicular para el conjunto de alumnos de la clase y del curso de la niña. Con todo, el TSJC sostiene que la “administración demandada no prestó el servicio público educativo en las condiciones previstas legalmente”; por lo que la familia debe percibir una indemnización correspondiente.

El Departamento de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña ha avanzado que recurrirá la sentencia del TSJC alegando que se trata de “un caso singular”. Desde el departamento alegan que otras resoluciones sobre la escolarización con el castellano como lengua vehicularen la que se pedía una indemnización, han sido rechazadas por el TSJC.

Imagen: geralt

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...