La educación Sexual es tan importante como las matemáticas

En los últimos tiempos se ha debatido mucho sobre la Educación Sexual en las Escuelas, pero aún hoy siguen existiendo muchas incógnitas. ¿Cuál es la edad indicada para comenzar a hablar del tema? ¿Cuáles son los temas que se deben tratar? ¿De qué manera? ¿Con qué palabras? Y muchas preguntas que, generalmente, derivan en círculo vicioso. Preguntas que debemos comenzar a contestar y encontrar un punto en común.

Educación Sexual en las escuelas

Educación Sexual en las escuelas

La educación Sexual ha sido un tema relevante a lo largo de la historia de la educación. En los comienzos era totalmente un tema tabú, más diría, intocable. Con el correr de los años el tema fue ganando más fuerzas y los debates sobre la educación sexual en las escuelas fueron ganando más espacio.

La realidad nos indica que, lamentablemente, esto sucedió porque día tras días son muchos los chicos que sufren abusos sexuales, enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, y muchas otras situaciones que van aumentando actualmente.

A partir de ello, desde hace un tiempo a esta parte, no hay país del mundo que no debata sobre una correcta política de educación sexual en las Instituciones Educativas. Un programa que les permita a los niños acceder a la información necesaria para actuar según las distintas situaciones que se presenten en su vida personal, social y sexual.

Cuando este debate se hace presente, muchas son las preguntas que aparecen en escena. ¿Cuál es la edad indicada para comenzar a hablar del tema? ¿Cuáles son los temas que se deben tratar? ¿De qué manera? ¿Con qué palabras? Y muchas preguntas que, generalmente, derivan en círculo vicioso. Preguntas que debemos comenzar a contestar y encontrar un punto en común.


Nanette Ecker, experta en materia de educación sexual y coautora de las Directrices internacionales de la UNESCO sobre la educación relativa a la sexualidad, opina en relación a la importancia de la Educación Sexual en la escuela: “Los programas de educación sexual que han arrojado buenos resultados dotan a los jóvenes de la información y las competencias específicas que necesitan para transitar seguros de la infancia a la edad adulta, de manera que puedan vivir saludables y felices. Es su derecho. La escuela puede facilitar el contexto y la estructura para llevarlos a cabo. Se considera que el conocimiento de la matemática y las ciencias es importante por sí mismo y que por eso los jóvenes deben adquirirlo. La misma importancia debería otorgarse a la educación relativa a la sexualidad. Los programas que dan buenos resultados suelen combinar estrategias que incorporan aportes empíricos con otras más amplias, basadas en los derechos humanos y dotadas de precisión científica. Estos dos enfoques son compatibles.”

Educación Sexual

Educación Sexual

Mientras que el Doctor Doug Kirby, investigador y coautor, junto con Nanette, de las directrices de la UNESCO, responde una de las preguntas. Aquella que presenta la incógnita sobre cuál es la edad adecuada para comenzar a tratar la temática: «Debemos reconocer que muchos niños y jóvenes son víctimas de abusos sexuales y corren grave riesgo de padecer problemas sexuales y reproductivos, tales como la violación, el embarazo no deseado, las enfermedades venéreas y el VIH. Por eso tenemos que empezar la educación sexual, mediante la aplicación de un enfoque gradual, para enseñar a los niños de los 5 a los 8 años la terminología correcta acerca de las partes del cuerpo y de sus funciones, de manera que dispongan del lenguaje necesario para formular preguntas o denunciar los abusos, la coerción o la violencia sexual.»

Como dice Nanette Ecker, la educación sexual es tan importante como las matemáticas, sobre todo en los tiempos que corren. La educación de los chicos en cuanto a este tema debe arrancar desde el propio hogar pero continuar en la escuela. Para eso es muy importante un buen programa de educación sexual, donde los chicos logren adquirir todas las herramientas necesarias para poder defenderse en su vida privada, social y sexual.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...