La educación musical

La educación musical fue concebida como un aspecto muy importante en el desarrollo de los niños desde el principio de las civilizaciones. Actualmente está demostrado que la misma otorga aspectos muy positivos a los niños, formando su personalidad, sus sentimientos, su cuerpo e inteligencia.

La educación musical

A pesar de que muchas veces la educación musical no es tomada con la seriedad que realmente se merece, la misma es de suma importancia, ya que se trata de una actividad pedagógica que involucra diversos aspectos del desarrollo del niño, comprendiendo un conjunto de actividades que le permiten manejar su voz, afinar su oído, desarrollar su sentido rítmico natural y expresarse corporalmente mediante ella.

La educación musical fue concebida como un aspecto muy importante en el desarrollo de los niños desde el principio de las civilizaciones. Pensadores como Platón, Aristóteles, Montaigne, Rousseau y Goethe le asignaron a la música un papel educativo de mayor significación. Actualmente está demostrado que la misma otorga aspectos muy positivos a los niños, formando su personalidad, sus sentimientos, su cuerpo e inteligencia.

En términos más técnicos podemos hablar de la educación musical en palabras de J. Dalcroze, quien considera que  la educación rítmica es para el niño un factor de formación y de equilibrio del sistema nervioso, ya que cualquier movimiento adaptado a un ritmo es el resultado de un complejo conjunto de actividades coordinadas.

Investigadores como J. P. Despins reflejan que la educación musical proporciona un desarrollo de ambos hemisferios cerebrales:

Hemisferio Izquierdo: El hemisferio izquierdo percibe el ritmo, control motor, rige mecanismos de ejecución musical, el canto, aspectos técnicos musicales, lógica y razonamiento, captación de lo denotativo, percepción lineal. A partir de estas percepciones el hemisferio izquierdo del cerebro de un niño se desarrolla.

Hemisferio Derecho: Percepción y ejecución musical, creatividad artística y fantasía, captación de la entonación cantada, percepción visual y auditiva, percepción melódica y del timbre, expresión musical, y la apreciación musical son los aspectos que se perciben en el hemisferio derecho.

Podemos resumirlo de la siguiente manera: La música es un arte, una ciencia y una técnica,  razón por lo que su práctica y ejecución colaboran para el desarrollo cerebral y nervioso del niño, tal cual lo hemos descripto anteriormente. De esta manera, la ejecución musical, al desarrollar las posibilidades de nuestros circuitos neuromusculares, no solo logra educar el sistema nervioso, sino que también permitirá el desarrollo general del niño, sus estados afectivos, receptividad, atención, etc.

La música es muy importante en el desarrollo de la personalidad humana, provocando un enriquecimiento estético y favoreciendo el desarrollo del optimismo y el bienestar personal. Como consecuencia, la educación musical es el estimulante perfecto para las facultades del ser humano: abstracción, razonamiento lógico y matemático, imaginación, memoria, orden, creatividad, comunicación y perfeccionamiento de los sentidos, entre otras.

Fuente: Educacioninicial

Foto: Niño musica por Nanynany en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...