La droga en la adolescencia

La droga es un problema que ha estado presente en todas las épocas. Lamentablemente, siempre existió y existe una gran variedad de drogas en el ‘mercado’ que tientan a muchos jóvenes y los llevan a un camino donde sólo les esperan cosas negativas. Muchos adolescentes se colocan por estar dentro de la ‘moda’, para integrarse a grupos o sentirse rebeldes. Y este consumo trae varios riesgos y peligros. Veamos aquí un poco más de esta problemática.

El alcohol también se considera una droga, aunque legal

La droga es un problema que ha estado presente en todas las épocas. En algunas se tomaban, inyectaban o fumaban ciertas sustancias, y en otras épocas reinaba el consumo de otras drogas distintas. Pero lo cierto es que, lamentablemente, existió y existe una gran variedad de drogas en el ‘mercado’.

Drogas que tientan a muchos jóvenes y los llevan a un camino donde sólo les esperan cosas negativas. Muchos adolescentes se inician en el consumo de drogas para probar algo nuevo, algo que tiene fama de aumentar la diversión, eliminar la tristeza y los problemas. Otros lo hacen para integrarse a determinados grupos, para demostrar que se está en ‘onda’, o bien para saltarse normas, ya que el hecho de consumir drogas ilegales les hace sentir rebeldes y les genera un estado de superioridad.

No obstante, hay que encarar un importante proyecto educador sobre las drogas, ya que existen muchas mentiras y mitos sobre éstas. Quienes asocian el consumo de drogas a algo divertido están en un gravísimo error, y quienes piensen que colocarse sólo el fin de semana no es algo malo también están muy equivocados.

Existen muchos tipos de drogas. Es decir, hay una gran cantidad de sustancias que tienen la capacidad de alterar o modificar las funciones corporales, las sensaciones, los estados de ánimos y las percepciones sensoriales. Algunas de estas drogas son legales, como el alcohol, el tabaco o los fármacos. Otras, como la cocaína y la heroína, son ilegales. Y, sin importar esta distinción, todas tienen un punto en común: al ser ingeridas pasan por la sangre, y ésta transporta la droga al cerebro y a todo el organismo generando distintos efectos como, por ejemplo, excitación, relajación y distorsión de la realidad.

Colocarse el fin de semana

En varios grupos de adolescentes existe una tendencia de colocarse el fin de semana para pasarlo mejor. Ir a los boliches o bares colocados, o bien juntarse en fiestas privadas, parece que es una moda de la que, si no formas parte, eres un ‘loser’. Incluso muchos de estos adolescentes creen que el hecho de colocarse sólo el fin de semana no les traerá inconvenientes. Sin embargo, todo esto está muy lejos de la realidad.

Primero, quien no se droga es la persona que está haciendo las cosas correctas y las otras personas son las que, por pensar que drogarse es bueno y les hace más populares, padecerán consecuencias y se expondrán a muchos riesgos.

Además, si los adolescentes sólo se colocan los fines de semana,estamos hablando de más de 100 días al año, sin contar las vacaciones, y esto es una importante cifra a la que hay que sumarle que los principios psicoactivos de la gran mayoría de las drogas se van eliminando lentamente del cuerpo, acumulando y manteniéndose en algunas partes del organismo (tejidos grasos, pulmones, hígado, etc.) durante varios días. Por otro lado, no hay que olvidarse de la resaca, la cual impide que el adolescente esté ‘normal’ durante los primeros días posteriores al consumo de drogas.

Riesgos conexos al consumo de drogas

Muchos adolescentes (adultos también) no toman real conciencia de los riesgos que conllevan algunos comportamientos bajo los efectos de las drogas. Comportamientos que se potencian estando en grupo. Algunos de estos son:

  • Conducir un coche o una moto: las drogas afectan a los reflejos y entrañan muchos riesgos y peligros para la persona que ha consumido drogas, para las que están con esta persona y para todas las personas que se crucen por su camino.
  • Tener relaciones sexuales sin cuidarse: los encuentros sexuales estando colocados acarrean riesgos como embarazos no deseados y contagio de enfermedades de transmisión sexual como el SIDA.
  • Mayor predisposición a peleas y actos imprudentes.

Frente a esta situación es esencial la educación. Familias, escuelas y organizaciones deben educar para prevenir el consumo de drogas. Una actitud que apoyamos desde este blog, y por eso en próximas publicaciones nos adentraremos justamente en la prevención en el consumo de drogas.

Fuente: FAD

Foto: Cocaina por missdeicil en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 2
Loading ... Loading ...