La Comunidad de Madrid propone adelantar los exámenes de recuperación a junio

El Gobierno de la Comunidad de Madrid quiere adelantar los exámenes extraordinarios de ESO, Bachillerato y FP al mes de junio en el curso 2017-18. Según datos del Ejecutivo regional, más de la mitad de alumnos no logra aprobar la materia cuando se examina en septiembre.

Los estudiantes de ESO, Bachillerato y Formación Profesional la Comunidad de Madrid realizan los exámenes extraordinarios de septiembre; pero esto podría cambiar para el curso 2017/2018. El Gobierno regional está estudiando un nuevo calendario académico para poder adelantar los exámenes extraordinarios a junio.

La presidenta del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha explicado que su equipo se encuentra debatiendo un nuevo calendario académico con la comunidad educativa. El objetivo de este cambio en las fechas de los exámenes de recuperación es el de mejorar la calidad de la enseñanza en esta autonomía, una propuesta que podría hacerse efectiva para el curso 2017/2018.

De momento, el Consejo de Gobierno ya ha estudiando el Informe sobre el calendario escolar de la Comunidad de Madrid para el curso 2017/2018 y se ha transmitido a los distintos representantes de la comunidad educativa –sindicatos, AMPAS y otros colectivos– para hacer posible el adelanto de los exámenes extraordinarios al mes de junio. De no alcanzarse el acuerdo entre las distintas fuerzas educativas y el Gobierno regional, las recuperaciones podrían mantenerse en septiembre.

El adelanto de los exámenes se aplica desde hace tiempo en enseñanzas universitarias, pues desde la entrada en vigor del Plan Bolonia a nivel Europeo, los centros españoles decidieron anticipar las pruebas de recuperación. Así pues, todos los alumnos del sistema educativo madrileño tendrían la oportunidad de recuperar las materias suspendidas antes de iniciar sus vacaciones de verano.

Según ha manifestado Cifuentes, sólo se adoptará este cambio de fechas si se alcanza el acuerdo entre todos los sectores de la comunidad educativa. Respecto a los estudiantes que hayan aprobado todas las asignaturas en junio, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha indicado que podrían contar con actividades voluntarias o recreativas como premio por su esfuerzo; si bien estos detalles están siendo valorados y no pueden darse por seguros.

Adelantar los exámenes para favorecer a los alumnos

El objetivo del nuevo calendario escolar de la Comunidad de Madrid para el curso 2017/2018 es poder adelantar los exámenes de recuperación de septiembre a junio para que los estudiantes de ESO, Bachillerato y Formación Profesional con materias pendientes afronten estos exámenes con mayores garantías de éxito. Asimismo, desde el Gobierno se reconoce que así se respetaría el período vacacional de estos estudiantes, que ahora deben estudiar en verano para hacer las pruebas en septiembre.

Según los datos de la Comunidad de Madrid, más de la mitad de los alumnos no recupera sus materias en septiembre. Hasta el 58% de estudiantes de Bachillerato y 49% de alumnos de la ESO con materias suspensas no aprobaron los exámenes de recuperación de septiembre; lo cual implica que la mayoría de alumnos no consiguen aprobar la asignatura pendiente. Estas cifras son más altas en la Formación Profesional, alcanzando el 67% de suspensos en Grado Medio y el 48% en Grado Superior.

Para los estudiantes de 2º curso de Bachillerato el adelanto de los exámenes de recuperación a junio supondría todavía un mayor beneficio, puesto que dispondrían de más oportunidades para cursar el grado universitario deseado. Los jóvenes no tendrían que esperar a final de verano para recuperar las materias y hacer la Selectividad en primera convocatoria, optando así a un mayor número de plazas para formarse en la universidad que si lo hicieran en septiembre.

El cambio de calendario académico podría contribuir a aumentar las tasas de aprobados en los exámenes extraordinarios. Asimismo, desde el Gobierno de Madrid insisten en que el nuevo calendario supondría un ahorro para las familias, ya que no tendrían que destinar recursos durante los meses de verano en forma de clases de refuerzo para preparar las asignaturas pendientes para septiembre.

Otra ventaja de avanzar las recuperaciones afectaría a la comunidad educativa, pues podrían planificar y preparar el inicio del curso con mayor antelación. Tareas que ahora se realizan en septiembre como la formación de los grupos, la elección de horarios de profesores o los nombramientos de docentes podrían hacerse con más margen de tiempo, pues el curso concluiría inexorablemente en junio.

Clases de refuerzo impartidas por el centro

La propuesta del Gobierno de la Comunidad de Madrid también incluye el desarrollo de actividades de refuerzo y apoyo durante el mes de junio para aquellos estudiantes que deban presentarse a los exámenes extraordinarios. Las clases serían impartidas por los propios docentes del centro, ya que estos conocen con mayor exactitud las carencias de los alumnos que deben presentarse a las pruebas de recuperación.

Desde la Comunidad de Madrid se ha argumentado que estos apoyos educativos tienen por objetivo que los alumnos superen las asignaturas que han suspendido durante el curso, de modo que con atención individual impartida por sus propios docentes puedan conseguir esta mesa. Estos profesores saben con «mayor exactitud» las principales carencias de los alumnos que deben examinarse del curso por lo que organizar un refuerzo previo a la realización de las pruebas puede mejorar la tasa de aprobados.

Imagen: albertogp123

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...