La Asamblea de Madrid propone paralizar la implantación de la LOMCE

La Asamblea de Madrid ha aprobado instar al Gobierno regional a paralizar la implantación de la reforma educativa el próximo curso escolar. En septiembre, la reforma entra en funcionamiento en la ESO, Formación Profesional y Bachillerato.

notes

La Asamblea de Madrid ha aprobado una proposición no de ley por la que se propone al Gobierno de la Comunidad de Madrid a retrasar la implantación de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) el próximo curso escolar. El calendario de aplicación de la reforma educativa marca su entrada en funcionamiento en la ESO, Formación Profesional y Bachillerato para el curso 2015-2016.

La proposición no de ley de la Asamblea de Madrid estipula que todavía quedan cuestiones sin resolver como la formación del profesorado, ofrecer la información necesaria a los estudiantes y padres o desarrollar las normativas regionales para su correcta implantación. Por estas cuestiones, la Asamblea de Madrid insta al Gobierno de la comunidad a paralizar la entrada en funcionamiento de la LOMCE en el próximo año académico.

En concreto, el plan de desarrollo de la reforma educativa afecta el próximo curso escolar a los cursos pares de Educación Primaria, los cursos impares de Secundaria, el segundo curso de Formación Profesional Básica, primer curso de los ciclos formativos de Formación Profesional de Grado Medio y primer curso de Bachillerato. Sin embargo, la Asamblea de Madrid sólo ha pedido frenar su entrada en funcionamiento en la ESO, las diferentes etapas de Formación Profesional y el primer año de Bachillerato.

La iniciativa de la Asamblea ha salido adelante gracias a los votos favorables de Podemos y PSOE, la abstención de Ciudadanos y con los votos en contra del Partido Popular. La defensora de la iniciativa, la diputada de Podemos Cecilia Salazar-Alonso, ha hecho una crítica a la implantación de reforma educativa alegando que “preconiza un inicio de curso caótico”. Asimismo, sobre la LOMCE ha explicado que se trata de una “ley injusta” que segrega a los niños y mercantiliza la educación. Al respecto,

[La LOMCE es una] ley injusta que responde a un modelo de educación segregador y mercantilista que obvia la función de la compensación social.

La diputada de Podemos Salazar-Alonso ha justificado su pronóstico de un “inicio de curso caótico” alegando que no se ha podido adecuar la formación del cuerpo docente para los nuevos currículos que van a impartirse, que no se han tenido en cuenta las ratios de alumnos y la elección de optativas de los estudiantes. Por último, ha lamentado que la reforma está creando una situación de inseguridad entre los estudiantes y sus familias por la aplicación dispar de la LOMCE entre comunidades autónomas, centros y cursos.

Como ejemplo, ha querido destacar el caso de los profesores de dibujo. Salazar-Alonso ha explicado que se han publicado 15 vacantes para cubrir a 150 docentes desplazados en la Comunidad de Madrid. Estos docentes se encuentran en un “limbo administrativo” con la esperanza de resolver su situación en septiembre pero que probablemente “serán destinados a impartir contenidos ajenos a su especialidad”.

Una ley implantada a distintas velocidades

La diputada de Ciudadanos de la Asamblea de Madrid Mayte de la Iglesia ha explicado que la abstención de su grupo ha sido a causa de las diferencias en la implantación de la LOMCE entre las diferentes comunidades autónomas. “Tanto seguir con su implantación como retrasarla genera diferencias con otras comunidades autónomas”, ha advertido la diputada. Asimismo, ha añadido que la puesta en marcha de la LOMCE en la Comunidad de Madrid se ha hecho con un “cierto carácter de improvisación y provisionalidad”.

Al observarse “distintas velocidades” de implantación de la reforma educativa que afectan a la homogeneidad del sistema educativo, la diputada ha subrayado que no todos los estudiantes españoles tienen enseñanzas comunes. Ante esta situación ha abogado por hacer un “pacto nacional por la educación” que pueda durar más de una legislatura, ya que habitualmente se hace una nueva ley educativa con el cambio de partido al frente del Gobierno.

Por su parte, el diputado socialista Juan José Moreno ha destacado que la implantación de la reforma educativa ha generado “desconcierto” entre las familias, ya que algunos elementos que ya deberían estar en funcionamiento en otros cursos todavía no son una realidad en las aulas. Además, ha destacado que ha habido un “claro deterioro de la calidad de la educación”. Por ello, el diputado del PSOE encuentra “sensato” y “razonable” apostar por “ir más despacio” en la implantación de la reforma educativa, rechazando el incumplimiento de la misma.

En cambio, la diputada del Partido Popular Gádor Ongil ha hecho hincapié en que la Comunidad de Madrid “no tiene competencias para paralizar una ley”. Aunque Ongil ha coincidido con la postura de Ciudadanos de pedir una ley educativa compartida por todas las comunidades autónomas, ha arremetido contra el PSOE por no permitir que ninguna ley educativa del PP “pudiera llegar a desarrollarse” pese a las leyes educativas de los socialistas que “nos están llevando a este fracaso escolar”.

Imagen: PeteLinforth

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...