Juegos recreativos para todas las edades

Para distender, sociabilizar, unir al grupo y regalar diversión aquí os traemos algunos juegos recreativos que se pueden orientar a todas las edades. Veamos cuáles son.

Preparando la teatralizacion de las palabras

Para distender, sociabilizar, unir al grupo y regalar diversión aquí os traemos algunos juegos recreativos que se pueden orientar a todas las edades. Sin más palabras, pasemos directo a los juegos.

Teatro de palabras

Para este juego necesitaremos cartulinas o papeles, y lápices. En distintos pedazos de cartulina se escriben palabras que puedan ser teatralizadas, es decir que puedan ser interpretadas. Por ejemplo: orquesta, ciclistas, tenista, etc. Luego hay que cortar las distintas letras de la palabra y colocarle el mismo número a la misma palabra. Esto es así: Tenemos la palabra O-R-Q-U-E-S-T-A, a la que deberemos recortar por cada letra, y a cada letra le colocaremos un mismo número, así luego se distribuyen entre los distintos participantes y se unirán los que tienen los mismos números.

Una vez recortadas varias palabras y unidos los grupos según el numero que les haya tocado, deben descubrir que palabra les ha tocado interpretar. Tendrán unos minutos para analizar cómo harán la teatralización y luego la expondrán con mímicas al frente de los demás participantes hasta que adivinen qué palabra están realizando.

Frijoles en el espejo

Para este juego necesitaremos un espejo, un plato con varios granos de frijol, otro plato de plástico vacio y una cuchara. Aquí se deben formar equipos de dos personas y pueden competir varios equipos en un mismo tiempo, o un solo equipo por vez y se le va tomando el tiempo.

El juego consiste en que una de las dos personas sostiene el espejo y el plato con frijoles, mientras la otra persona sostiene con la mano izquierda el plato vacio sobre la cabeza y con la mano derecha agarra la cuchara. Éste último participante tendrá que ir pasando los frijoles del plato lleno al plato vacio orientándose y ayudándose solamente con el espejo que le está sosteniendo su compañero.

Al juego le pueden poner un tiempo máximo, por ejemplo dos minutos y, finalizado el tiempo, se cuentan cuantos frijoles se han pasado al plato vacio y cuantos se han caído al piso en el intento de pasar los frijoles. Así, cada frijol colocado en el plato suma un punto y cada frijol caído resta un punto.

Buen día, ¿Cómo esta?

Este es un juego simple y sencillo al que le podrán realizar muchas variaciones. Se trata de que todos los participantes se coloquen en círculo con las manos tomadas, y en el centro del mismo habrá un jugador con los ojos vendados. Los que están en el círculo comenzarán a dar vueltas en ambos sentidos y cuando el del medio grita: «Alto ahí!» El círculo se detiene y el participante del medio debe señalar a una persona y ese participante debe decir: «Buen día (y el nombre del participante del medio), ¿Cómo esta?» Pero esta frase la debe repetir varias veces y una de esas veces tiene que ser con su voz natural. Por ejemplo, deberá decir “buen día, Pablo, ¿cómo estás?” en voz de llanto, con risas, en su voz natural, en voz tétrica y en voz imitando a otro compañero o bien que este un poco distorsionada. Y el jugador del centro deberá adivinar quién esta diciéndole buen día. Tiene dos intentos, si acierta va al círculo y quien dijo «buen día» al medio.

Espero os hayan gustado estos juegos.

Fuente: Infancia-misionera

Foto: Juegos niños por Nono Fotos en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...