Juego de la Salud

En esta ocasión os traemos un educativo juego. Se llama el juego de la salud y, en realidad es mucho más que un juego ¿Por qué decimos esto? Porque es una actividad educativa que comprenderá varios días, dado que los alumnos serán los que realicen el juego y luego sí podrán comenzar a jugar este juego de la salud. Veamos de qué se trata.

Aprendiendo temas de salud con el Juego de la Salud

En esta ocasión os traemos un juego educativo. Se llama el Juego de la Salud y, en realidad, es mucho más que un juego ¿Por qué decimos esto? Porque es una actividad educativa que comprenderá varios días, dado que los alumnos serán los que realicen el juego y luego sí podrán comenzar a jugar este juego de la salud. Veamos de qué se trata.

El juego de la salud es un juego de tablero que será desarrollado por los mismos participantes, quienes reflejarán en el tablero algunas de las acciones que pueden llevarse a cabo para proteger su cuerpo y su salud, como también aquellas acciones que sean perjudiciales para la misma. Los objetivos de este juego/actividad son los siguientes:

  • Identificar situaciones y actitudes que ponen en riesgo la salud o integridad física
  • Identificar situaciones que protegen la salud e integridad física
  • Confeccionar un tablero de juegos
  • Jugar un juego de tablero

Así mismo, las situaciones y actitudes que pongan en el juego podrán variar según la edad de los alumnos. Es decir, si el juego es para niños podrán existir acciones y cuidados básicos de la salud; y si es para adolescentes se podrán incorporar peligros de determinadas enfermedades o algunos conceptos de embarazo, relacionados con la sexualidad y sobre los perjuicios del consumo de drogas.

Materiales para hacer el Juego de la Salud

  • Revistas, diarios, tijeras, pegamento, lápices de colores, regla, pliegos de papel blanco.
  • Por grupo (4 participantes cada uno): 1 trozo de cartulina de 40 x 45 centímetros, 21 tarjetas con indicaciones, 1 dado y 4 fichas de juego de diferentes colores (más adelante os explicamos este punto).

¿Cómo confeccionar el Juego de la Salud?

El educador, o quien esté a cargo de la actividad, dividirá a la clase en grupos de cuatro integrantes. Cada grupo deberá confeccionar el tablero de juego para luego poder jugar. El tablero será el trozo de cartulina de 40 x 45 cm, el cual será entregado por el educador.

Una vez que cada grupo tenga el trozo de cartulina tendrá que realizar 70 casilleros, podrán hacerlo a “gusto y piacere”, tomando como base algún otro juego. Lo importante es que exista un casillero de PARTIDA, 68 casilleros (25 casilleros, o los que quieran, tendrán indicaciones y los otros estarán vacios), y un casillero de LLEGADA. Podrán hacerlo en forma de camino y decorar el fondo del tablero con frases o dibujos relacionados a la salud.

Hecho el tablero deberán enumerar los casilleros y al azar escoger 25 casilleros (o más) que tengan indicaciones, las otras quedarán vacías y podrán ser pintadas de un mismo color.

Posteriormente, los casilleros con indicaciones deberán tener un dibujo en particular y una tarjeta especial. El dibujo deberá estar relacionado con lo que diga la tarjeta. Por ejemplo, si eligieron que el casillero 7 tenga indicaciones, deberá existir una tarjeta que diga ‘Casillero 7’ y, según la indicación que mencione, deberán hacer un dibujo o recortar una imagen de revista o diario relacionada con la indicación. Así con todos los casilleros que tengan indicaciones.

Ahora bien, resta hacer las tarjetas, y éste es el punto más interesante. Las indicaciones deberán ser de temas relacionados a la salud. Algunos ejemplos son:

  • Casillero 7: Un dibujo de un desayuno completo y que la tarjeta diga: “Hoy tome un desayuno muy nutritivo. Avanzo dos casilleros”. También puede ser al revés, un dibujo de un nene desayunando gaseosa y un dulce y que la tarjeta diga: “Hoy desayune mal. Retrocedo cinco casilleros”.
  • Casillero 15: Dibujo de un nene cepillándose los dientes y que la tarjeta diga: “Me cepillo los dientes tres veces por día. Avanzo cinco casilleros”.
  • Casillero 21: Niño con las manos sucias y que la tarjeta diga: “Vengo de jugar y no me lave las manos para ir a comer. Retrocedo tres casilleros”.

Como ven, se avanza cuando se hacen acciones correctas y se retrocede cuando se realizan cosas incorrectas. Y el tablero y las indicaciones, al ser realizado por los mismos alumnos, será una interesante manera para que ellos valoren lo que está bien y lo que está mal en este importante tema.

Una vez que el tablero, los dibujos y las tarjetas están terminadas, hay que hacer alguna ficha que identifique a cada jugador (pueden ser muñequitos que cada uno lleve), y ya se puede comenzar jugar a este educativo juego. Así que a tirar los dados y ver quién gana!

¿Qué os ha parecido?

Fuente: Scribd

Foto: Anatomia por El_enigma en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...