Iniciación deportiva y deporte escolar

El deporte es importante en todas las etapas de la vida, pero parece ser que no se inculca como es debido a los más jóvenes. Más allá de obsesiones más relacionadas con la estética que con la salud, pocos son los que practican deporte habitualmente. ¿Puede que sea culpa de la educación recibida en las escuelas? No está de mal revisar el tema e intentar paliarlo para que las nuevas generaciones crezcan con otra perspectiva.

Portada del libro

‘Las tres marías’: plástica, música y educación física. Aprobado fácil para algunos, una tortura para otros. Siempre me incluí en este segundo grupo, aunque no en el caso de la música. Y es que a patosa no me gana nadie. Da igual si lo que tengo en la mano es un lápiz o una pelota. En ambos casos puedo resultar letal para los que me rodean. Algún médico debería haberme prohibido durante la infancia este tipo de actividades, no por mi propia seguridad sino por la de los demás. Pero nunca sucedió, con lo cual tuve que soportarlas durante más de diez años y sin rechistar.

Cuánto hubiera agradecido entonces que mis profesores, en lugar de cobrar por poner buena nota a los que la naturaleza dotó habilidosos, hubieran dedicado algo de su tiempo a enseñar a los negados. Algo que, paradójicamente, se exige férreamente en asignaturas como matemáticas, lengua o ciencias. Resulta que lo bueno de las ‘marías’ es que resultan fáciles y gustan a la mayoría. ¿Motivo de sobras para marginar a los demás? Lo dudo, pero puedo asegurar que ni mi profesor de plástica, ni el de educación física, perdieron un sólo minuto de su tiempo enseñando en lugar de juzgando.

Iniciación deportiva y deporte escolar es una iniciativa que quiere cambiar y establecer nuevas dinámicas en el ámbito de las disciplinas físicas. Y es que el deporte escolar no es poner a los niños a correr y a jugar a pelota. Es enseñar una serie de rutinas que deberán servirles para el resto de su vida. Porque el deporte es salud, y no sólo fútbol o hacer la vertical. Así se pretende inculcar mediante este libro de Domingo Blázquez Sánchez, todo un experto en el tema con una extensa obra literaria relacionada tras él. En este caso, ha reunido a expertos en esta disciplina y juntos han confeccionado un documento de redactado ágil y ameno. En él aconsejan a educadores, técnicos, padres y maestros sobre cómo adaptar la enseñanza de la educación física a la realidad actual y a las necesidades de los jóvenes.

Ojalá de una vez por todas se cambie la perspectiva y se tome tan en serio la educación física como las demás disciplinas. Porque merece un respeto y porque probablemente sea la salida profesional de muchos alumnos. Y porque también los patosos merecemos progresar, y eso es algo que se consigue sólo mediante la enseñanza. La observación pasiva y el aplauso al fuerte es una hora de clase echada a perder.

Puedes comprar aquí el libro en versión digital

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...