Faltan 10.000 becas de comedor en Cataluña

La agrupación de profesores, docentes, familias y estudiantes Muce ha denunciado que cerca de 10.000 escolares catalanes no han conseguido una beca de comedor en Cataluña. Asimismo, han defendido la existencia de la malnutrición entre los escolares y han instado a la Generalitat a que reconozca y solucione esta problemática.

becas comedor

El Marco Unitario de la Comunidad Educativa (Muce), de la que forman parte entidades y sidicatos de docentes, profesores, estudiantes y familias, han alertado que este curso faltan 10.000 becas de comedor para alumnos de Cataluña. Por su parte, la Consejería de Enseñanza de la Generalitat ha argumentado que todavía se encuentran revisando estos casos, pero garantizan que los alumnos con privación alimentaria podrán conseguir una beca que abarque el 100% del precio del menú escolar.

La organización del sector educativo ha centrado su valoración del inicio del curso escolar en la falta de becas de comedor. En este sentido, Muce ha argumentado que los 34 millones de euros que destinará la Consejería para estas ayudas «1,8 millones más que el anterior curso» son «insuficientes» porque no pueden cubrir a todos los alumnos con necesidades alimentarias teniendo en cuenta que Cataluña tiene 20.000 estudiantes más en el sistema y la crisis ha acentuado el número de familias solicitantes.

La vicepresidenta de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Catalunya (Fapac), Laura Colls, ha hecho hincapié en la existencia de «un problema grave de malnutrición» entre los escolares catalanes causado directamente por las dificultades económicas que viven muchas familias. Para reforzar su tesis, Colls ha citado un informe del Síndic de Greuges y el posicionamiento de la Societat Catalana de Pediatria; ambas organizaciones afirmaron la presencia de malnutrición entre los alumnos catalanes, pese a las negaciones del Gobierno de Artur Mas.

Por su parte, el portavoz del Sector Educativo de CC.OO, Àngel Garcia, ha desmentido que la Consejería de Educación haya aumentado la partida para becas de comedor. Garcia ha argumentado que en 2010 se destinaron 50 millones de euros y había 48.000 alumnos menos en el sistema; en la actualidad, la partida es menor y hay más estudiantes que atender.

Sobre este punto, fuentes de la Consejería de Enseñanza han explicado que el presupuesto de 50 millones de 2010 durante el Gobierno del tripartito encabezado por el socialista José Montilla fue de carácter extraordinario. Así pues, se realizó una aportación puntual de 15 millones de euros, si bien los presupuestos habituales para las ayudas de comedor se sitúan en torno a los 30 millones. Además, este curso las becas podrán cubrir el 100% del precio del comedor para aquellos escolares «con privación alimentaria».

La intervención del presidente de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (Fapaes), Pere Farriol, se ha alejado de las cifras y las acusaciones. Farriol ha afirmado que su organización «no quiere que los niños coman en comedores sociales» ni que se den estos casos de «desigualdad en los centros». Por ello, el presidente de Fapaes ha insistido en que todos los estudiantes con necesidades alimentarias deben tener garantizara una beca de comedor para así tener una normalidad en las aulas.

Asimismo, el presidente de Moviments de Renovació Pedagògica (MRP), Jaume Aguilar, ha pedido que se tache de «demagógico» hablar de la existencia de malnutrición en las escuelas catalanas. En su opinión, negar esta realidad es indignante para las familias que lo están pasando mal y no pueden proporcionar una correcta alimentación a sus hijos.

Los puntos negros del curso en Cataluña

La valoración del inicio del curso escolar en Cataluña cuenta con algunos puntos negros para la organización de familias, profesores, docentes y estudiantes. Aunque la principal preocupación de la agrupación es el déficit de becas para el servicio de comedor, también han rechazado las condiciones laborales de los docentes o los recortes mientras se mantienen conciertos económicos.

Entre las reivindicaciones de Muce se encuentran la reducción del 85% del sueldo y de la jornada para los profesores sustitutos; el traspaso del coste de las guarderías a los presupuestos de las diputaciones, los recortes en docentes de atención a la diversidad y a la escuela inclusiva; así como el mantenimiento de los conciertos económicos a los centros que segregan a sus alumnos por sexo.

Otro de los puntos en los que ha incidido Muce es reiterar la falta de 500 docentes para poder proporcionar una educación de calidad, ya que se ha producido un aumento del alumnado. Ante esta situación, han retado a la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, a hacer pública la planificación escolar de los próximos años, en los que defiende la organización que se producirá un descenso en Educación Infantil, un crecimiento en Secundaria y falta de plazas de Formación Profesional (FP).

Foto: Jason Lander

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...