Extremadura abrirá 18 comedores escolares en verano

El Gobierno de Extremadura pondrá en marcha durante los meses de julio y agosto un servicio de comedor escolar para los menores en riesgo de exclusión social o de familias con ‘extrema necesidad’. El servicio contará con desayuno, almuerzo y merienda-cena; que será acompañada de actividades lúdicas para evitar estigmatizar a los pequeños.

El Gobierno de Extremadura habilitará 18 comedores escolares en los ocho principales municipios de la región durante los meses de julio y agosto. La medida del Ejecutivo forma parte de un plan para garantizar una correcta nutrición de los menores en riesgo de exclusión social o pertenecientes a familias que están atravesando una situación de ‘extrema necesidad’.

La apertura de los comedores escolares está prevista a partir de la segunda semana de julio o ‘en el tiempo más rápido posible’. Estos espacios se habilitarán en las ciudades de Badajoz (con cuatro comedores), Cáceres (tres comedores), Mérida (tres comedores), Plasencia (dos comedores), Almendalejo (dos comedores), Navalmorral (un comedor) y Villanueva de la Serena (un comedor).

La Administración ha justificado su decisión de ubicar los comedores escolares en las principales ciudades de la región alegando que son los municipios donde más casos de menores con necesidades de nutrición han registrado. No obstante, han recordado que en las localidades menores ya se realiza una ‘atención más personalizada, más individualizada’, articulada a través de la red municipal de apoyo o los servicios sociales de base.

Así pues, los comedores escolares de cada localidad se abrirán de forma repartida, especialmente en las ciudades más grandes. De igual modo, el Ejecutivo ha señalado que se tenderán a elegir los centros que se encuentren barrios o zonas donde se concentre un mayor número de menores en posible situación de exclusión social o con más hogares en situación de ‘extrema necesidad‘ para facilitar el acceso a este servicio.

Así lo ha anunciado el consejero de Salud y Política Social, Luis Alfonso Hernández Carrón, que ha recalcado que el Gobierno extremeño garantizará un total de 2.500 plazas para el comedor escolar de verano en los ocho principales municipios. Además, ha destacado que la puesta en marcha de esta iniciativa ‘extraordinaria’, supondrá un coste de cerca de 600.000 euros para las arcas de la Administración regional.

Además, el consejero ha explicado que los comedores que entren en funcionamiento en verano servirán el desayuno, almuerzo y una merienda-cena de lunes a viernes. En concreto, el almuerzo se compondrá de un primer y un segundo plato, más pan y postre; los asistentes recibirán una bolsa para que hagan las otras dos comidas en casa. El desayuno estará formado por leche o zumo, cola-cao, galletas, magdalenas y frutas; mientras que la cena constará de bocadillo acompañado de leche o zumo y una pieza de fruta
Hernández ha explicado que los 18 comedores escolares se pondrán en funcionamiento a partir del próximo día 9, cuando el Consejo del Gobierno apruebe definitivamente la medida. Por ello, los menores en riesgo de exclusión social o de hogares con extrema necesidad deberán esperar hasta finales de la segunda semana de julio. Sobre este punto, el consejero extremeño ha recalcado que su objetivo es que los comedores funcionen ‘antes’ del próximo día 15 de julio.

Colaboración con Cáritas y Cruz Roja

El plan que pondrá en marcha el Ejecutivo extremeño también incluirá la ayuda de Cáritas y de la Cruz Roja, ya que estas organizaciones enviarán cartas para invitar a participar en el programa a aquellas familias que constan en los programas de atención de ambas entidades y en los ficheros de la Administración. El objetivo es que las familias que tengan problemas con la alimentación de sus hijos tengan a disposición estos espacios.

En este sentido, Herández ha defendido que la Administración tiene constancia de ‘poco más de 450 niños en Extremadura’ que puedan encontrarse ‘padeciendo una situación compleja que podría afectar a su nutrición’. La cifra ha sido obtenida a través de la Consejería de Educación, a partir de datos de los servicios sociales de base y de las inspecciones educativas. No obstante, tras reunirse con Cáritas y la Cruz Roja, el Ejecutivo se ha comprometido a habilitar unas 2.500 plazas de comedor en las ocho principales localidades.

Otro de los puntos que contempla el plan del Gobierno extremeño es la realización de actividades y talleres lúdicos y de animación para evitar que los menores que participen en el programa de comedor escolar sean ‘estigmatizados’. Así pues, los niños podrán realizad actividades antes de comer en los centros escolares.

Con estas propuestas, Hernández ha destacado que el Gobierno de Extremadura ‘no’ abandona a ‘su suerte’ a las personas que están atravesando dificultades, ‘especialmente’ a los menores. ‘Volvemos a demostrar que gobernamos siempre mirando a las personas y especialmente a los menores de nuestra comunidad’, ha destacado el consejero de Salud y Política Social.

Foto: smooshmasterflex

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...