Expertos alertan del riesgo de padecer dolores de espalda en menores

El peso excesivo de las mochilas junto con un incorrecto uso son los principales causantes de que el 69% de las niñas y el 51% de los niños españoles menores de 15 años tengan dolores de espalda. La Organización Médica Colegial (OMC) junto con la Fundación Kovacs instan a los centros a emplear ordenadores y adaptar el mobiliario para reducir esta cifra.

El uso de mochilas con demasiado peso entre los escolares aumenta el riesgo de dolencias en la espalda, según han explicado la Organización Médica Colegial (OMC) junto con la Fundación Kovacs. Ambas organizaciones han aconsejado que se aprovechen las nuevas tecnologías y la presencia en muchas aulas de ordenadores personales para reducir la carga que llevan los pequeños de la casa todas las mañanas.

«Existiendo ordenadores en los colegios, hay que utilizarlos» ha argumentado el presidente de la Fundación Kovacs, Francisco Kovacs, durante la presentación de la campaña de este año que realizan ambas entidades para la prevención de dolencias de espalda. El uso de las nuevas tecnologías en el día a día de las aulas conlleva que los niños carguen con menos peso en sus mochilas, reduciendo el riesgo de desarrollar dolencias en la espalda.

Los datos recogidos son preocupantes, ya que se estima que en España cerca del 51% de los niños y el 69% de las niñas sufre dolores de espalda antes de alcanzar los 15 años de edad. Esta situación tiene como principales factores el excesivo peso del material escolar, que deben llevar al ir y volver del colegio cada día, y una incorrecta forma de transportarlo.

Por ello, el experto considera que las cifras pueden mejorar si se sustituyen los libros por un ordenador, ya que además será «lo que un niño va a utilizar más a lo largo de su vida». En este sentido, Kovacs ha argumentado que «debemos prepararlos para el futuro por lo que, si tenemos ordenadores en las clases, es para usarlos. Es bueno que utilicen en la escuela los soportes con los que van a trabajar a lo largo de su vida. La capacidad es mayor y les va a preparar la vida que les espera de forma más eficaz».

Otra forma para reducir el número de menores que sufren dolores de espalda también recae sobre los centros escolares; por ejemplo, instalando taquillas para que los niños dejen los libros que no vayan a usar para hacer los deberes en vez de volverlos a llevar a casa, o adaptando el mobiliario a la estatura real de los escolares, ya que genera una mala postura al estudiar. Además, ha señalado que las editoriales podrían dividir los libros de textos por fascículos, para completarlos por trimestre, para reducir su peso.

Aunque estas soluciones todavía no son posibles, el experto ha explicado que la mochila de los escolares en ningún caso debe pesar más del 10% del peso del menor. En cuanto a la forma de cargar los libros, es preferible el uso de mochilas con ruedas y, si es de tirantes, llevarla con las dos asas en los hombros y sujetarla cerca del cuerpo para que no se bambolee.

Asimismo, la campaña conjunta entre la OMC y la Fundación Kovacs también hace hincapié en que la falta de ejercicio físico y llevar una vida sedentaria puede influir en la aparición de problemas de espalda en edades tempranas. Por ello, ambas organizaciones han pedido que se fomente la actividad física en los niños, para propiciar la correcta formación de la columna vertebral, y la realización de ejercicio para paliar el dolor de espalda.

Foto: TDN Channel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...