Exámenes de selectividad de Lengua y Literatura

Los exámenes de Lengua y Literatura Castellana, sumados a los de Lengua y Literatura de los idiomas de las comunidades autónomas con lengua cooficial (catalán, castellano y gallego), son la bienvenida a las pruebas de selectividad. En este artículo os ofrecemos información sobre su estructura y os enlazamos modelos de las últimas convocatorias en las distintas autonomías.

Los exámenes de Lengua y Literatura Castellana, sumados a los de Lengua y Literatura de los idiomas de las comunidades autónomas con lengua cooficial (catalán, castellano y gallego), son la bienvenida a las pruebas de selectividad. Se realizan el primer día de las PAU y a primera hora de la mañana, y su contenido pronto aparece en los medios de comunicación, que se lanzan a juzgar si el nivel es más alto o más bajo que el año anterior. Una noticia que es todo un clásico, a la altura de la Lotería de Navidad o de que las playas estén llenas en agosto.

La lengua de Cervantes


Por ser el primero, por ser para todos y por tener semejante repercusión, es uno de los exámenes que causa más respeto en los alumnos. Por experiencia, puedo decir que es aquel en el que aún te tiembla la mano, pues estás en proceso de asumir que estás haciendo la selectividad. Pero también por todo ello suele ser más asequible de lo que parece. A continuación os ofrecemos los enlaces a los que han realizado las distintas comunidades autónomas españolas en los últimos años:

Os recordamos que los exámenes de Lengua y Literatura Castellana y de idiomas cooficiales suelen tener una estructura similar y basarse en conceptos parecidos, pero cada uno aplicado a la lengua e historia literaria que le corresponde. A su vez, varían bastante entre comunidades. Así, por ejemplo, algunas dedican preguntas más extensas y concretas a la literatura, mientras que otras lo hacen a través del texto de lectura o de una forma más superficial.

Sea como sea, el examen, siempre con opción A y opción B, suele girar entorno a la lectura inicial. A partir de la misma se realizan preguntas a modo de comentario de texto y se plantean cuestiones relacionadas con el vocabulario, la sintaxis y los tiempos verbales, entre otros aspectos. El examen lo cierran, en la mayoría de casos, cuestiones concretas sobre literatura o historia de la lengua y/o una breve redacción.

Este examen suele ser uno de los más sencillos de preparar, pues el profesorado cuenta con una gran conciencia de su estructura y de lo que puede llegar a ‘caer’. Por tanto, no hay que temerlo pese a que sea el primero.

Foto: RinzeWind en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...