Estudiantes de la UAB demandan a la Generalitat

Las organizaciones denuncian la dificultad para estudiar en la universidad

Las organizaciones denuncian la dificultad para estudiar en la universidad

Un grupo de estudiantes de grado han presentado un recurso contencioso-administrativo contra el aumento de las tasas universitarias en Cataluña ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que lo ha admitido a trámite. El escrito lo ha interpuesto la Asociación de Estudiantes de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) el 27 de septiembre y se dirige contra la Conselleria de Economía y Conocimiento de la Generalitat.

El portavoz de Estudiantes de la UAB; Carlos Pérez, ha explicado que el principal motivo de la demanda es que consideran que la subida de tasas del 66,6% el máximo permitido por el Ejecutivo centralatenta contra el derecho fundamental de la igualdad. Esto se debe a que Cataluña y la Comunidad de Madrid tienen los precios más altos de todo el Estado, situándose como uno de los países europeos más caros en educación universitaria pública.

Otro de los argumentos esgrimidos, consecuencia de altos precios y el aumento de tasas, es que impide el “libre acceso a los estudios superiores universitarios”. En este sentido, Pérez ha criticado la falsa progresividad de las tasas según la renta, porque afecta a pocos alumnos; lo que se añade a una la política de becas vista como insuficiente por los colectivos de estudiantes.

No es la única organización que ha iniciado la vía judicial contra la subida de tasas universitarias en Cataluña. En octubre, la Asociación de Doctorandos y Becarios de Investigación (D-Recerca) presentó otra demanda contra la Generalitat con unos argumentos similares a los de los Estudiantes de la UAB. No obstante, ambos grupos han apuntado que tienen intención de unirlas cuando avance el procedimiento judicial.

El letrado de D-Recerca, Lluís Orri, defiende que la Generalitat se ha extralimitado en la interpretación del decreto al considerar que hace una aplicación abusiva “por la parte alta”. Esto implica que siete de cada diez universitarios catalanes paguen un 50% más cara su matrícula en comparación al curso anterior y que muchos de ellos tengan problemas para acceder o continuar sus estudios universitarios. Además, Orri coincide en que esta subida de precios puede dificultar el acceso a la educación, salvaguardado por la Constitución.

El portavoz de la organización de estudiantes doctorandos y becarios de investigación, Ricardo Graña, ha señalado que los investigadores sufren un “doble agravio” por parte de la Administración. Por un lado, se les considera estudiantes, por lo que tienen que pagar más por las tasas; por el otro son empleados y se les ha reducido un 5% el sueldo. En concreto, Graña ha explicado que desde 2010 este colectivo ha sufrido una subida de precios del 300%, correspondiente sobre todo a la tutela académica, por lo que han pasado a pagar unos 120 a abonar cerca de 400.

Foto:  CollegeDegrees360 en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...