Estimular y desarrollar el equilibrio

El equilibrio es un factor muy importante para el desarrollo de la capacidad motora del niño. Didácticas para desarrollar este factor son muy importantes para aquellos docentes que se dedican a la educación física.

Estimular y desarrollar el equilibrio

Estimular y desarrollar el equilibrio

Como venimos haciendo en las últimas publicaciones, volveremos a hablar sobre didácticas que el docente puede utilizar para distintos objetivos, según el niño y su edad. En esta oportunidad será dirigido para aquellos docentes que trabajan en la educación física de los niños. Más precisamente en relación al desarrollo del equilibrio en los más chicos.

El equilibrio del niño pequeño esta condicionado por dos factores fundamentales:

  • La madurez del sistema nervioso central y periférico y de los órganos equilibradores.
  • La conformación corporal y sus diferentes etapas evolutivas.

Desde el punto de vista neurofisiológico, el equilibrio depende de la información más o menos correcta que, a través de de las distintas vías aferentes, se integran al nivel cerebeloso y provocan ajustes automáticos a través de las repuestas motoras típicas a los desequilibrios que pueden producirse. El equilibrio aparece siempre  en cualquier manifestación motriz como elemento sustentador.


Desde el punto de vista de la física, el  equilibrio de un cuerpo depende de la superficie de la base de sustentación por la cual pasa la fuerza gravitatoria.

Hay aspectos que forman la precariedad en el equilibrio de los niños, estos son:

  • La base de sustentación es pequeña y móvil, y esa movilidad no es muy dominada.
  • El centro de gravedad del cuerpo se encuentra mucho más alto que en el adulto, ya que el tamaño de la cabeza es mayor que su tronco y extremidades.

Sumando lo que refiere a los factores físicos y neurofisiológicos, podemos determinar la importancia del desarrollo del equilibrio en el niño para logar una capacidad motora de base.

La progresión de los ejercicios tiene como punto de partida dos tipos de situaciones que debe pasar el  niño:

  • Mantener el equilibrio del propio cuerpo o recuperarlo durante diferentes acciones motrices.
  • Mantener en equilibrio diferentes elementos.

Normas didácticas auxiliares:

  • Se debe lograr que el niño pueda concentrarse en su ejercitación, promoviendo un clima tranquilo.
  • Es conveniente colocar a los niños  más veloces y equilibrados en el final de la fila para que no se desordene la actividad.
  • Cuando tengan que equilibrar un objeto, asegurarse de que haya suficiente espacio entre cada niño para evitar los golpes.
  • Lo más practico es realizar el equilibrio descalzo. Se puede realizar con zapatos de goma pero nunca dejar que un niño lo realice con zapatos de suelas.

Progresión en cuanto a la dificultad de las tareas:

 En cuanto a niveles y aparatos:

  • Nivel del suelo. Cada vez más alto y angosto.
  • Planos horizontales e inclinados, combinados. Superficie plana.
  • Planos horizontales e  inclinados, superficie redondeada.
  • Superficies en equilibrios inestables.
          

En cuantos a las dificultades de las  tareas:

  • Equilibrio sin desplazamiento de la base de sustentación.
  • Equilibrio dinámico.
  • Equilibrio combinando las dificultades anteriores.
  • Equilibrio sobre elementos inestables.
  • Mantener los objetos en equilibrio.
  • Desplazarse llevando objetos en equilibrio.

Estas tareas deben ser realizadas sobre el suelo y luego a distintas alturas.

Mantener el equilibrio del propio cuerpo o recuperarlo durante diferentes acciones motrices.

Mantener el equilibrio del propio cuerpo o recuperarlo durante diferentes acciones motrices.

 

 Objetivos:

Niños  de 2 años:

  • Desplazarse sobre líneas rectas.
  • Desplazarse transportando una bolsita sobre la cabeza.

Niños  de 3 años:

  • Desplazarse sobre líneas, sogas o cintas colocadas en el suelo.
  • Desplazarse sobre el tablón colocado a 20 o 30 cm de altura.
  • Desplazarse sobre bloques, neumáticos, etc.
  • Desplazarse transportando una bolsita sobre la cabeza.

Niños de 4 años:

  • Desplazarse de frente sobre líneas curvas y en zig-zag.
  • Desplazarse caminado hacia atrás sobre líneas o sobre cintas.
  • Desplazarse sobre el tablón colocado a 20 o 30 cm de altura.
  • Desplazarse sobre bloques, neumáticos, etc.
  • Transportar objetos en equilibrios.

Niños de 5 años:

  • Desplazarse de frente, sobre líneas curvas, y en zig-zag.
  • Desplazarse caminado hacia atrás sobre líneas  o sobre cintas.
  • Desplazarse de frente, de costado, y hacia atrás sobre aparatos, sobre alturas progresivamente mayores.
  • Desplazarse sobre aparatos con un compañero.
  • Desplazarse sobre objetos en equilibrio inestables.
  • Desplazarse transportando objetos en equilibrios, sobre aparatos.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...