El TSJIB declara nulo el decreto de trilingüismo en Baleares

El Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares (TSJIB) ha declarado la nulidad de la normativa educativa para la aplicación del trilingüismo en los centros baleares. El tribunal de lo Contencioso Administrativo ha valorado que la normativa perjudica la normalización del catalán en el ámbito de la enseñanza.

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) ha declarado nulo el Decreto Para el tratamiento Integrado de Lenguas (TIL) en los centros docentes no universitarios ya que la implantación del trilingüismo altera el proceso de normalización de la lengua catalana. El decreto fue aprobado en abril de 2013 por el Consejo del Gobierno balear, con el objetivo de incorporar la lengua inglesa en el día a día de la enseñanza, y ha sido declarado nulo por el tribunal este martes.

El decreto que recoge la implantación del modelo de enseñanza trilingüe de las Baleares ha sido declarado nulo por el TSJIB. El alto tribunal Balear ha hecho hincapié en que esta normativa “altera” el proceso de normalización de la lengua catalana, a la que deja como un “resto significativamente menor”. De esta forma, la Sala de lo Contencioso-Administrativo ha estimado su nulidad mediante tres sentencias, dando respuesta a los recursos interpuestos contra el Decreto por los sindicatos CCOO, UGT y STEI-i.

Uno de los aspectos del TIL que más rechazo ha suscitado en el sector educativo es aquel en el que se establece que, como objetivo fundamental de la normativa, se consiga que todos los estudiantes alcancen la competencia lingüística en las lenguas oficiales y una extranjera –preferiblemente Inglés– al finalizar su escolarización obligatoria. Al respecto, el tribunal ha recogido los argumentos esgrimidos por los demandantes al asegurar que el Ejecutivo autonómico ha vulnerado el Estatuto de las Baleares, en el que se establece la obligación de normalizar el conocimiento y uso del catalán.

El alto tribunal balear recalca en su exposición el debido cumplimiento de la Ley Balear 3/1986, de Normalización Lingüística; en cuyos objetivos se establece el conocimiento y uso progresivo del catalán como lengua vehicular en el ámbito de la enseñanza. Así pues, esta normativa fija que en todos los niveles de enseñanza no universitaria debe impartirse obligatoriamente la lengua y literatura catalanas; y que se debe llevar a cabo para que los estudiantes “puedan usar normal y correctamente las lenguas catalana y castellana” al término de la etapa obligatoria.

Pese a la existencia de normativa en la que se recoge la necesidad de impulsar el uso del catalán en la enseñanza, la aplicación del Decreto del TIL ha provocado una modificación del sistema educativo balear, que «era bilingüe y pasa ahora a ser trilingüe«. Este cambio provoca que la enseñanza en lengua catalana sea “un resto significativamente menor” como es el que “queda después de descontar las asignaturas de -y en- lengua catalana”.

“Ahí queda ya a la vist, ‘y en carne viva’, la irremediable incidencia que en el peso real de la enseñanza en lengua catalana va a suponer la implantación del modelo educativo trilingüe”, apunta el tribunal, en su sentencia. La «alteración» que supone la implantación del TIL para la lengua catalana y para el proceso de normalización en curso es uno de los motivos fundamentales para declarar la nulidad de la normativa de 2013.

No se consultó a la Universidad Balear

La nulidad del Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL) tras un año de aplicación en el sistema balear no sólo viene motivada por la alteración de la enseñanza del catalán en el sistema académico; el tribunal asevera que el Gobierno ha vulnerado también el Estatuto al incumplir el trámite de obligada consulta a la Universidad de las Islas Baleares. Esta institución tiene la función de asesorar en todo lo relativo a la lengua catalana en el marco del proceso de normalización de este idioma, una situación que no se produjo en el momento de aprobar la normativa en 2013.

“Brilla con luz propia la necesidad de que la UIB hubiera sido consultada”, recalca una de las resoluciones del Contencioso balear, que subraya además cómo el Estatuto balear –artículo 4.3– encomienda “a todas y cada una de las instituciones” de las islas que garanticen el uso normal y oficial del catalán como del castellano, y adopten las medidas necesarias para asegurar su conocimiento.

Asimismo, la Sala de lo Contencioso Administrativo concluye en las tres resoluciones que el Decreto 15/2013 ahora anulado infringe la Ley balear 4/2011 de buena administración y de buen gobierno. Esta ley, en relación a los anteproyectos de ley, exige una evaluación previa y concretada en la memoria del análisis del impacto normativo, que el tribunal ha considerado insuficiente por parte del Gobierno de las Islas Baleares.

Imagen: StockMonkeys.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...