El TSJC suspende la obligatoriedad del 25% de clases en castellano en tres centros

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha decidido suspender temporalmente la aplicación de la sentencia sobre la lengua de enseñanza, en la que se obligaba a cinco centros a impartir un 25% de clases en castellano. Las ampas de los colegios afectados, la dirección de estos y la consejería de Educación han presentado recursos a la sentencia del alto tribunal catalán.

Generalitat de Cataluña

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha suspendido temporalmente la obligación de realizar un 25% de horas lectivas en castellano en dos centros, el Mare de Déu del Roser de Barcelona y el Escolàpies de Sabadell. De las cinco escuelas –cuatro concertadas y una pública– afectadas por la sentencia del alto tribunal catalán que pidieron anular la aplicación de la resolución, son tres centros los que han conseguido no realizar una parte de las clases en castellano.

La consejería de Enseñanza y la Fundación Escuela Cristiana, que representa a cuatro de los centros afectados por las interlocutorias del TSJC, esperan que el tribunal aplique el mismo criterio con los otros dos centros restantes. Las cinco escuelas afectadas por la sentencia se personaron contra la resolución del tribunal, en el que se obliga a estos centros dar un 25% de las horas lectivas en castellano a raíz de una demanda de padres de estudiantes.

En el mes de Febrero, el alto tribunal catalán había planteado un requerimiento a las direcciones de los cinco centros para que tomaran medidas cautelares, en la que se les obligaba a impartir un 25% de clases en castellano ante el interés de otras tantas familias; aunque sólo había una familia demandante por cada centro. Las escuelas afectadas disponían un mes para cambiar el modelo lingüístico en catalán pero la Generalitat, la titularidad de las escuelas concertadas y las ampa recurrieron la decisión del TSJC.

Finalmente, el TSJC ha decidido suspender las medidas cautelares en las que se establecía el porcentaje de horas en castellano después de que asociaciones de padres y madres (ampas) de alumnos se personaran contra la causa. Las familias alegan que la decisión de una familia no puede afectar a todos los estudiantes, como lo hace en la sentencia del TSJC. Así pues, los jueces deberán resolver ahora los recursos de reposición que las partes han interpuesto y dictar una sentencia en consonancia.

El argumento utilizado por las ampas se basaba en que, al igual que los padres que han pedido la enseñanza en castellano para sus hijos, ellos también tienen derecho a elegir el modelo de inmersión lingüística para la enseñanza de sus hijos y que se respete el catalán como lengua vehicular para sus hijos. Al aplicar la sentencia del 25% de clases en castellano en las clases afectadas, se impide a los demás estudiantes recibir las clases de acuerdo a la voluntad de los padres.

Por su parte, el secretario general adjunto de la Fundación Escuela Cristiana, Carles Armengol ha destacado que “esto sólo es una parte del proceso. De hecho, nosotros de facto ya interpretábamos que era así, que quedaba suspendido el requerimiento que hacía el tribunal”. Asimismo, ha reconocido que la confirmación de aceptación del recurso coordinado por la Consejería de Enseñanza de la Generalitat da una mayor tranquilidad a los centros afectados por la sentencia.

Foto: Francesc_2000

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...