El TS urge a la Generalitat aplicar la paridad de lenguas para un estudiante

El Tribunal Supremo ha rechazado el recurso interpuesto por la Generalitat de Cataluña contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que obliga a prestar una enseñanza en castellano y catalán para un estudiante. Sin embargo, el Supremo recuerda que no se especifica el porcentaje de enseñanza de cada lengua, quedando a juicio de la Consejería de Educación.

El Tribunal Supremo (TS) ha rechazado un recurso interpuesto por la Generalitat de Cataluña contra un auto que dictó el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en el que se instaba al Ejecutivo catalán para garantizar la incorporación del castellano como lengua vehicular en la enseñanza. El auto del TSJC se firmó en enero de 2013 como respuesta a una demanda interpuesta por la familia de un estudiante que solicitaba la enseñanza exclusivamente en castellano.

El Gobierno de la Generalitat interpuso un recurso contencioso-administrativo ante el TSJC, que lo desestimó. Ante la negativa de este tribunal, la Generalitat elevó su queja ante el Supremo, que ha mantenido la misma postura. En el auto del TSJC se instaba a la Consejería de Educación a adoptar las “medidas que sean necesarias para adaptar el sistema de enseñanza lingüística, en cuanto afecte a los hijos del recurrente, a la nueva situación creada por la sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional (TC)”.

Con todo, el TS recuerda en su fallo que el auto del TSJC da la razón en parte a la familia recurrente. Sobre este punto, el Superior no hace referencia a la proporción y equilibrio que debe mantener el centro escolar del niño entre la enseñanza en catalán y el castellano. En el recurso presentado por la familia se pedía que para su hijo y sus compañeros se llevara a cabo una “enseñanza conjunta de las dos lenguas oficiales, de una forma proporcionada y sin desequilibrios entre ellas”.

El TS defiende que la medida cautelar “intenta salvaguardar que la futura sentencia pueda ser cumplida y que en su pronunciamiento tengo un efecto útil, soslayando que se produzcan situaciones irreversibles”. Así pues, el tribunal defiende que estas situaciones pueden conllevar la demora de la aplicación práctica de la enseñanza conjunta en castellano y catalán en el centro del alumno solicitante, hecho que puede generar un “perjuicio que puede ser irreparable”.

Por su parte, Convivencia Cívica, que ha sido la organización que ha conducido algunos de estos recursos para la paridad de la enseñanza en castellano y catalán, ha destacado en un comunicado la existencia de más casos pendientes de sentencia del TS. Asimismo, ha amentado la “recalcitrante” actitud de la Consejería de Enseñanza de la Generalitat por denegar las solicitudes que las familias han presentado a la administración.

Foto: StockMonkeys.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...