El Sindicato de estudiantes anuncia una huelga general los días 21,22 y 23 de octubre

El Sindicato de Estudiantes ha anunciado tres días de huelga educativa (21, 22 y 23 de octubre) para el próximo curso escolar. La organización ha advertido de un curso explosivo y de auténtica rebelión en las aulas para protestar contra las políticas del Ministerio de Educación, que van en contra de los intereses de los estudiantes.

Los representantes del Sindicato de Estudiantes han anunciado la celebración de una huelga general en el sector de la enseñanza para los próximos días 21, 22 y 23 de octubre. Los dirigentes de la fuerza estudiantil han declarado “la guerra” al ministro de Educación, José Ignacio Wert, y han anunciado un inicio del curso 2014-2015 “explosivo y una auténtica rebelión” ante las políticas del Ministerio de Educación, empezando con tres jornadas de huelga educativa.

Así pues, la representante del Sindicato de Estudiantes, Ana García, ha declarado a los medios ante la sede del Ministerio de Educación un inicio del curso “explosivo”, en el que la comunidad educativa mostrará su rechazo por la dirección que ha tomado el Ministerio de Educación. Una de las acciones más importantes será una huelga educativa programada para los días 21, 22 y 23 de octubre que, esperan, abarque a alumnos, padres y docentes.

Tenemos la intención de convertir el comienzo de curso en una auténtica pesadilla y para eso llamamos a una rebelión en las aulas, que comience con la huelga general. Llamamos a que esta rebelión se extienda a padres y profesores que están padeciendo estos ataques. Esta huelga no sólo tiene que ser estudiantil sino de padres, profesores y estudiantes.

El Sindicato de Estudiantes planea iniciar el curso escolar con una huelga educativa general, en la que también han llamado a participar a otras organizaciones del sector. Al respecto, los dirigentes de la organización estudaintil han pedido a CC.OO, CEAPA, UGT y STES que aborden el problema de la enseñanza y dejen de hacer “oposiciones retóricas”, implicándose más allá de “llamar a la lucha con la boca pequeña”. En su opinión, deben escuchar las peticiones de la comunidad educativa y unirse a la lucha contra las políticas educativas del Ministerio de Educación.

La convocatoria de una huelga general en la educación es uno de los pilares para mostrar el descontento del sector al Ministerio de Educación. Al respecto, García ha destacado que en el saliente curso sólo se convocó una huelga general –que ha calificado de éxito rotundo–, pero no ha habido más acciones en un año en el que el Ministerio de Educación ha recortado en becas generales y las estancias Erasmus, ha suprimido las becas Séneca o ha aprobado una reforma en contra de los intereses de los estudiantes.

No puede ser que en un año como este, donde ha habido los mayores ataques a la educación pública en décadas sólo haya habido una huelga educativa, que fue el 24 de octubre, y fue absolutamente exitosa. Les llamamos a que esta huelga sea de toda la comunidad educativa porque ésa es la forma de poder vencer al Gobierno.

Rebelarse contra el Ministerio de Educación

La portavoz del Sindicato de Estudiantes, Ana García, ha anunciado que las organizaciones de alumnos están preparando una “auténtica rebelión” con una huelga general de tres días en todos los niveles de la enseñanza, que tendrán lugar los días 21, 22 y 23 de octubre. Para estas jornadas, el Sindicato de Estudiantes ha anunciado sela realización de piquetes informativos, reparto de hojas informativas y carteles, asambleas del sector educativo, encierros en los barrios y movilizaciones de todo tipo en el sector educativo “para demostrar al Gobierno que está en minoría y se les puede ganar”.

La portavoz ha recordado que, hace unas semanas, los estudiantes también acudieron frente a las puertas del Ministerio de Educación para avisar al ministro Wert que, si no retrocedía en los “ataques a la educación pública” que estaba realizando a través de sus políticas, el próximo año iba a convertirse en “un curso de pesadilla”. Al respecto, García ha insistido en que cada medida que plantea el Ministerio de Educación es vista como una “declaración de guerra” contra los intereses de las familias, los estudiantes y los docentes.

Parece ser que no se quiere enterar de que hay una auténtica rebelión en las aulas y que cada medida que plantea este Gobierno es una auténtica declaración de guerra para todos los que defendemos la escuela pública y de calidad para los hijos de los trabajadores.

Asimismo, la portavoz del Sindicato de Estudiantes ha denunciado la «ilegalización» del recorrido de la marcha verde planeada para el 19 de junio en Madrid, en motivo de la ceremonia de coronación del Príncipe Felipe. La negativa a la marcha, en su opinión, supone una imposición “antidemocrática”. Sobre este punto, ha anunciado la realización de “un acto de protesta” para denunciar que el Príncipe Felipe “también prohíbe a los que defendemos la educación pública poder manifestarnos libremente”.

Imagen: koronis.at

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...