El Parlamento de Cataluña debatirá la regulación de los deberes escolares

El pleno del Parlamento de Cataluña debatirá la próxima semana una propuesta de ley para la racionalización de los deberes escolares. En el documento, se insta a que los alumnos no realicen más de 2 horas semanales en Primaria y 5 horas en Secundaria.

deberes

Los niños dedican muchas horas de su tiempo libre a estudiar o hacer los deberes, algo que el Parlamento de Cataluña ha decidido regular. La próxima semana, el pleno del Parlamento debatirá una proposición de ley para ‘racionalizar’ el tiempo que los estudiantes de Primaria y Secundaria dedican a hacer sus tareas escolares fuera del horario lectivo; según han destacado fuentes parlamentarias tras reunirse la Junta de Portavoces.

El documento, registrado por C’s, propone que las actividades académicas fuera del horario de clase se limiten a un máximo de dos horas semanales para los estudiantes de Primaria, mientras que para los alumnos de Secundaria este límite se extendería a las 5 horas semanales máximas. Así pues, el objetivo de esta propuesta es que los alumnos españoles no superen el equivalente a una jornada laboral en su formación académica.

[Hace referencia a] tareas, trabajos, estudios y otras actividades de contenido o finalidad académica que, enmarcándose en el desarrollo del currículum académico correspondiente, comporten el deber del alumno de realizarlas una vez finalizada la jornada escolar».

Quedarían dentro de las actividades académicas los deberes, trabajos u horas de estudio que implicaran que el alumno deba realizarlas una vez terminada su jornada escolar. De este modo, los profesores deberían sacar más tiempo libre dentro de las aulas para poder realizar estas actividades o calcular que el tiempo semanal de deberes de sus alumnos no excediera el máximo de horas permitidas; eso, siempre que se apruebe la propuesta de racionalización de los horarios.

Los deberes escolares, ¿Sí o no?

Los deberes escolares son uno de los temas de discusión entre padres y docentes. Los primeros critican el agobio de sus hijos, que en muchos casos llegan a exceder una jornada laboral entre clases y tareas escolares; mientras que los otros ven en este trabajo en casa algo necesario para interiorizar los conocimientos dados en clase.

Así pues, los padres y profesores favorables a hacer deberes destacan que estas tareas ayudan a retener los conocimientos impartidos en clase y a que los alumnos comprendan lo trabajado en clase. Además, ayudan a construir una rutina de estudio y una mejor actitud hacia la escuela, fomentan la autodisciplina y establecen una mejor conexión entre la familia y el centro. Si bien, reconocen que con la larga jornada escolar de los niños deberían hacerse mayoritariamente estas tareas en el aula.

En cambio, sus detractores critican que los deberes dependen del tiempo libre de los padres, la formación alcanzada y que sepan transmitir estos conocimientos a sus hijos; aunque haya estudios que desaconsejan ayudar a los niños con sus deberes. Se trata de una actividad obligatoria fuera del horario lectivo, en la que muchos niños pueden necesitar ayuda de un adulto y que no siempre tienen a su alcance.

Imagen: Patrice_Audet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...