El juego de ‘El Bartolo’

¿Queréis regalarles un poco de diversión a los niños, adolescentes y adultos? Si es así, en esta oportunidad os traemos un juego muy divertido, simple y que seguramente gustará a todos los participantes. El juego se llama ‘El Bartol’o y se adapta a todos los grupos. Veamos de qué se trata.

¿Queréis regalarle un poco de diversión a los niños, adolescentes y adultos? Si es así, en esta oportunidad os traemos un juego muy divertido, simple y que seguramente gustará a todos los participantes. De hecho, quizás alguno de ustedes lo conozca e incluso lo haya jugado en alguna oportunidad, por lo menos yo tengo recuerdos muy bonitos de este juego.

El juego se llama El Bartolo y se adapta a todos los grupos. Veamos de qué se trata.

Los participantes poniendose en circulo para jugar a 'El Bartolo'

Quien lidere el juego debe indicar que todos los participantes se coloquen en círculo. Algunos de los jugadores serán la Junta Directiva del grupo. Es decir, en el circulo habrá un participante que será el Presidente, otro el Tesorero y el otro el Secretario. Estos tres participantes estarán sentados juntos, formando parte del circulo, y siendo la Junta Directiva. A la derecha del Presidente habrá una silla libre que será la que ocupe el Bartolo (esta silla tiene el número uno).

Todos los otros participantes se colocan en sillas y tendrán un número correspondiente, del dos hasta el número que haya de participantes.

Una vez que todos están ubicados, el líder pasará a dar las indicaciones del juego, cuyo objetivo consiste en ser Presidente. Todos los alumnos deben tratar de ser presidente, para lo cual tendrán que emplear ciertas habilidades.

El juego comienza con el mismo Presidente, quien tendrá que decir y hacer lo siguiente:

Dice “Presi, Presi” y se da dos palmadas en el muslo y luego dice dos veces un mismo número cualquiera, y hace dos chasquidos. Por ejemplo: «Presi, Presi (dos palmadas en los muslos); siete, siete (dos chasquidos)».

Y el participante que tenga el número que dijo, deberá continuar el juego inmediatamente después de que lo nombran. En este caso, el participante que tenga el número siete debe decir:  «Siete, siete (dos palmadas en los muslos); Teso, Teso (dos chasquidos)».

Aquí como nombro al Teso, éste es quien debe continuar y dice: «Teso, Teso (dos palmadas en los muslos); diez, diez (dos chasquidos)«. Y así sucesivamente.

El participante que se equivoque o tarde en seguir con el juego ocupará la silla del Bartolo, siendo el número uno. El resto de los jugadores se corren hasta ocupar la silla que quedo libre.  Cuando se equivoque uno de la directiva, cambia su puesto con el que le ha hecho equivocarse.

Así tenemos que la Junta Directiva se debe dirigir a los numerados, y éstos tratan de que se equivoquen los directivos para ocupar su puesto.

Fuente: Ef deportes

Foto: Classroom por Knick! en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 2
Loading ... Loading ...