El Consejo de Ministros aprueba la implantación del modelo universitario ‘3+2’

Las universidades españolas podrán implantar el modelo ‘3+2’ a partir del próximo curso 2015-2016, después de que el Consejo de Ministros haya aprobado el nuevo sistema. La mayoría de grados podrán reducirse hasta los 3 cursos a compensar con dos años de máster oficial.

El Consejo de Ministros ha aprobado el decreto de ordenación de los estudios universitarios con el que se permite a las universidades crear un sistema de grados de tres años más dos cursos de máster. El nuevo decreto entrará en funcionamiento antes del curso 2015-2016, por lo que las universidades ya pueden modificar sus planes de estudio para adaptar la mayoría de carreras a un sistema universitario basado en el modelo ‘3+2’ en vez de ‘4+1’.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado que esta nueva regulación supone una adecuación del sistema universitario español al modelo de estudios universitarios imperante en Europa. El Consejo de Ministros, celebrado el pasado viernes, ha acordado la modificación de las ordenanzas que regulan las enseñanzas universitarias oficiales y las enseñanzas oficiales de doctorado con el objetivo de reducir el número de créditos en grados y aumentar los de másteres.

Así pues, el nuevo decreto establece una horquilla que va desde los 180 a los 240 créditos ECTS para los estudios de grado universitarios, siendo las propias instituciones las que decidan la carga lectiva correspondiente de cada titulación dentro de este margen. El mínimo de créditos equivalen a tres cursos, pero el Gobierno ha establecido que estas titulaciones deben garantizar que se impartan todos los contenidos que forman parte de las competencias básicas de cada uno de los itinerarios académicos.

Por otra parte, el Consejo de Ministros también ha dado luz verde a la ampliación de los estudios de másteres oficiales, que pueden llegar a tener una carga lectiva de 120 créditos ECTS equivalentes a dos cursos académicos. De este modo, las titulaciones que se vean reducidas a tres años de grado podrán compensarse con dos cursos de máster para mantener la obligatoriedad de alcanzar los 300 créditos ECTS (cinco cursos) entre grado y máster universitario para poder acceder al doctorado, tal como establece la normativa del Espacio Europeo de Educación Superior.

Con esta medida, el Gobierno tiene por objetivo facilitar la convergencia de las titulaciones universitarias españolas con los itinerarios de enseñanza superior vigentes en la “mayoría de países europeos”. De este modo, se espera que más fácil la internacionalización de las universidades españolas y conseguir una mayor atracción de personal docente, investigador y estudiantes extranjeros. Desde el Ministerio de Educación se ha insistido en que una mayor semejanza con el espacio europeo universitario irá en beneficio de universidades y estudiantes.

El presidente de la CRUE ha reconocido que la organización de rectores carece de la capacidad para prohibir la aplicación de la creación de grados de tres años, pero ha mostrado su confianza en que las universidades y departamentos autonómicos de educación consultarán con la CRUE la decisión de establecer grados de nueva creación con duraciones de 3 cursos. “El Real Decreto lo vamos a cumplir todos, estamos todos a favor, pero me cuesta trabajo creer que alguna universidad lo vaya a implantar sin antes comentarlo a la CRUE”, ha manifestado.
Asimismo, López ha hecho hincapié en la necesidad de apoyo a la decisión por parte de las administraciones autonómicas. Asimismo, ha recordado que la mayoría de rectores se han puesto de acuerdo en posponer la aplicación del sistema de grados de tres años, al menos, hasta el curso 2017-2018; proporcionando a la comunidad educativa y a las administraciones competentes de más tiempo para reflexionar sobre su aplicación.

Mantener la uniformidad del sistema
El presidente de los rectores ha insistido en la importancia de que el nuevo decreto no conlleve divergencia en el sistema universitario español, por lo que ha afirmado que la implantación del modelo ‘3+2’ debe realizarse de forma consensuada entre todas las instituciones. Si bien es cierto que el actual sistema de grados basados en el ‘4+1’ (cuatro cursos de grado y uno de máster) es anómalo dentro del conjunto europeo, se ha mantenido la uniformidad dentro del sistema universitario español.
En este sentido, López ha encaminado a los ejecutivos autonómicos a respetar la decisión de los rectores universitarios y a mantener la moratoria en la implantación de los grados de tres años hasta el curso 2017-2018. Pasado este período de dos años, el presidente de los rectores ha asegurado que los gobiernos autonómicos dispondrán de la información suficiente y de la evaluación del impacto del cambio de modelo para llevar a cabo la implantación del modelo ‘3+2’.

Son dos años de moratoria en los que no vamos a estar esperando sino trabajando. Vamos a hacer una evaluación del sistema de grados de cuatro años, que está ahora entrando en los procesos de acreditación de las titulaciones, y se están haciendo estudios de la implantación de Bolonia en los países europeos, por lo que tendremos riqueza de documentos al respecto.

Por último, López ha explicado que las universidades también pondrán en marcha estudios sobre el impacto económico en las universidades y en los graduados universitarios que implicará la implantación de grados de tres años. Igualmente, ha indicado que este período de tiempo servirá para llevar a cabo una labor de “información y difusión” para corregir aquellos aspectos que se han entendido de forma incorrecta por la pronta aplicación del decreto.

Imagen: mao_lini

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...