El 40% de los universitarios catalanes pagarán entre 600 y 950 euros más

Estudiar en las universidades catalanas será un 66,7% más caro que el año anterior. El nuevo sistema de tasas según la renta familiar, impulsado por el Gobierno de CiU, supondrá que el 40% de los estudiantes abonen entre 600 y 950 euros más en la matricula del curso 2012-2013.

La Generalitat de Cataluña ya ha definido el nuevo modelo de matrículas universitarias según el nivel de la renda familiar de los estudiantes. Siete de cada diez universitarios catalanes notarán un incremento del precio de sus estudios. Con este nuevo sistema un 40% padecerá una subida del 66.7% del precio de su matrícula, esto es entre 600 y 950 euros más al año por estudiar en la Universidad.

Tasas de matriculación universitaria por renta en Cataluña

Tasas de matriculación universitaria por renta en Cataluña

La Generalitat ha diseñado este año un nuevo sistema de tarifas para estudiar en la Universidad que consiste en una escalera con seis tramos de importes según la renda familiar. La mayoría de los estudiantes se encontrarán en los tramos más altos de la lista, un 40% en el nivel 6 y un 20% en el nivel cinco; estas familias serán las que sufrirán un incremento más alto en el precio de las matriculaciones, llegando a un máximo de abonar 950 euros más por la misma enseñanza.

Con el nuevo sistema por tramos de renda de las universidades catalanas, una familia de tres miembros (la más habitual) no podrá acceder a una bonificación o beca si ingresa más de 40.330 euros brutos anuales, lo que corresponde a un sueldo de 1.680 euros brutos mensuales de cada uno de los padres. En este tipo de casos la subida de tasas universitarias será del 66.7%, se calcula que afectará a un 40% de los estudiantes, y así cursar una filología costará unos 1.500 euros una ingeniería, 2.140 y Medicina, 2.360 euros anuales.

En el otro lado de la escalera de tasas, un 10% recibirán una bonificación que consistirá en abonar la mitad de la matrícula y un 15% tendrá la opción de acceder a una beca del Ministerio de Educación. La Generalitat aumentará, por su parte, la bolsa dedicada a las becas; pasando de 1,1 a unos 20 millones de euros. Además, la Universidad Autónoma de Barcelona ha anunciado la creación de un fondo social para ayudar a los estudiantes que lo necesiten, así como la ampliación de plazos para abonar el importe de la matrícula.

Sin embargo, para el Consejo de Estudiantes de Cataluña considera que el Gobierno catalán “se queda corto” con la dotación de becas y añade que el umbral de renda es demasiado bajo, perjudicando el acceso a la universidad a las clases medias.

El nuevo sistema de tasas también tiene un efecto sobre la forma en la que se matriculan los estudiantes universitarios, plazo que se inicia el próximo 16 de julio. Este año los alumnos deberán abonar el 60% del coste (aproximadamente el importe total del curso 2011-2012) y entonces se abrirá el proceso para acreditar el nivel de renda y optar a una beca. De este modo, el 40% restante se pagará a final de año. Se trata de una medida excluyente más, puesto que el anterior curso no era necesario abonar ninguna cantidad para poder optar a la beca y comenzar los estudios universitarios.

El incremento de precios en las universidades catalanas supondrá, aproximadamente, una recaudación extra de 90 millones de euros; 30 menos de los previstos antes de definir el modelo de tasas por renda. Lo que sí está claro es que este incremento de tasas no revertirá completamente en las universidades o los estudiantes: tan solo 35 millones se destinarán a becas, puesto que el resto se repartirá entre las universidades y la Generalitat para reducir el déficit de ambas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...