Ejercicios de logopedia: la lengua

La logopedia es la especialidad profesional que tiene por campo de actividad la detección y exploración de los trastornos de la voz, de la audición, del habla, del lenguaje oral y escrito y la adaptación o readaptación de los pacientes que los padecen. No obstante, practicar unos simples ejercicios de logopedia por nuestra cuenta puede ayudarnos a mejorar nuestra forma de hablar. ¿Por qué no los pruebas?

Ejercicios de logopedia para la lengua

Ejercicios de logopedia para la lengua

Existen diversas medidas para comprobar si tu hijo tiene problemas del habla y otros tantos métodos para corregir pequeños defectos desde casa, como la correcta articulación de los fonemas /r/ y /rr/Recuerda que las personas que tienen problemas con el habla deberían acudir a un logopeda especialista para que diagnostique las causas de sus problemas y realice un tratamiento con ejercicios específicos.

El film británico El Discurso del Rey mostraba la historia de una persona destinada a hablar en público con tartamudez. La solución a sus problemas recae en un poco ortodoxo profesional que le devolverá la confianza en si mismo y le ayudará a mejorar en su dicción. Muchos de los ejercicios de la película se centran en la lengua, y nosotros te mostramos una lista con algunos puntos que puedes practicar o enseñar a tus hijos.

    1. Sacar la lengua y meterla (primero despacio; después deprisa). Repite este punto unas cuantas veces.
    2.  Lengua a la derecha.
    3.  Lengua a la izquierda.
    4.  Realizar los ejercicios 2 y 3 seguidos, es decir, sacar la lengua y llevarla hacia un lado dela boca y hacia el otro.
    5.  Lengua arriba (tocar la nariz si puedes, sino inténtalo).
    6.  Lengua abajo (como si trataras de tocar la barbilla).
    7.  Realizar los ejercicios 5 y 6 seguidos.
    8.  Lengua estrecha (haz que tu lengua adopte la forma U)
    9.  Lengua ancha (relaja la lengua todo lo que puedas)
    10.  Chupar el labio de arriba.
    11.  Chupar el labio de abajo.
    12.  Realizar los ejercicios 10 y 11 seguidos, con la lengua fuera hacer giros completos hacia la derecha y luego hacia la izquierda.
    13.  Llevar la punta de la lengua por dentro de un lado a otro con los labios cerrados.
    14.  Llevar la punta de la lengua a los dientes de arriba por fuera.
    15.  Llevar la punta de la lengua a los dientes de arriba por dentro.
    16.  Llevar la punta de la lengua a los dientes de abajo por fuera.
    17.  Llevar la punta de la lengua a los dientes de arriba por dentro.
    18.  Realizar los ejercicios 14 y 16 seguidos.
    19.  Realizar los ejercicios 15 y 17 seguidos.
    20.  Doblar la punta de la lengua hacia dentro y sacarla.
    21.  Apretar la lengua entre los dientes.
    22.  Elevar la lengua hacia atrás hasta tocar la campanilla tocando el paladar de delante atrás y de atrás a adelante. Las primeras veces hazlo despacio.
    23.  Abrir y cerrar la boca con la lengua tumbada en su lecho.
    24.  Bosteza.

Esperamos que con estos prácticos movimientos puedas sentir la lengua más relajada y esto mejore en tu habla o en la de tu hijo. A veces los nervios nos traicionan y se nos ‘traba la lengua’, así que realiza alguno de estos ejercicios in situ y ya verás cómo las palabras fluyen mejor.

Foto: M Glasgow en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...