Educación y CRUE formarán una comisión para dar forma a las pruebas de Bachillerato

El Ministerio de Educación y los rectores de las universidades españolas conformarán una mesa mixta para dar forma a las pruebas de evaluación final de Bachillerato, que serán las substitutas de la Selectividad en el curso 2016-2017.

examen

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha acordado con el presidente de la Confederación de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), Segundo Píriz, la creación de una comisión mixta para “perfilar” la nueva prueba de acceso a la Universidad que substituirá a las actuales pruebas en 2017. Según ha indicado el departamento en un comunicado, la creación de estas nuevas pruebas se hará conjuntamente entre administración y universidades.

La reunión entre el ministro de Educación y el representante de los rectores universitarios españoles ha terminado con el acuerdo de impulsar una comisión mixta entre administración y centros para desarrollar las nuevas pruebas de evaluación de final de Bachillerato. De este modo, los estudiantes que quieran acceder a la universidad en 2017 no deberán superar la tradicional Selectividad sino una nueva prueba que será perfilada durante este curso.

La impulsión de la comisión mixta ha sido el resultado de la reunión entre el ministro de Educación y el presidente de los rectores universitarios, celebrada este miércoles después de que la CRUE instara al Gobierno a aplicar una moratoria de un año a las evaluaciones de final de Bachillerato. Según el calendario de aplicación de la LOMCE, los estudiantes deberán superar una prueba de evaluación final de Bachillerato para obtener la titulación, examen que no tiene por qué servir de vía de acceso a la universidad.

A tan sólo un curso de distancia, la organización de rectores españoles manifestó su disconformidad con la introducción de esta prueba de evaluación externa en la etapa de bachillerato, ante la que destacó la “indefensión” de los estudiantes que ahora cursan 1º de Bachillerato. Además, criticaron la “inseguridad jurídica” que puede causar a este alumnado, pues sólo tendrá un año de preparación para la prueba; y por ello instaron al responsable del Ministerio de Educación y al Gobierno a aplicar una moratoria de un año y así mantener la Selectividad hasta el curso 2017-2018.

No obstante, el Ministerio de Educación se negó ante tal posibilidad recordando que, con los plazos de aplicación del calendario de la reforma educativa, “hay tiempo más que suficiente” para concretar el nuevo sistema de acceso a la enseñanza superior. Asimismo, fuentes ministeriales aseguraron que ya se había acordado “en varias reuniones” las cuestiones técnicas sobre la evaluación final en la etapa de Bachillerato y que estas contaron con “la buena acogida de los rectores”.

Las nuevas pruebas de evaluación final de Bachillerato o reválidas no supondrán una vía de acceso directo a la universidad, como sí sucedía con las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU). Estos exámenes tienen por objetivo conseguir la titulación de Bachillerato y, según describe la LOMCE, las universidades están capacitadas para desarrollar pruebas propias para seleccionar a sus estudiantes. Con todo, algunos sistemas universitarios ya han manifestado que utilizarán los resultados de las reválidas y no introducirán exámenes adicionales.

Por último, el departamento que dirige el ministro Méndez de Vigo ha comunicado al presidente de CRUE que el pago de las becas generales se está haciendo “más rápido” que en años anteriores, en los que se habían organizado manifestaciones y protestas generalizadas de los estudiantes al recibir su cuantía a finales de curso. Según ha explicado el Ministro, este miércoles el Tesoro abonará una parte “importante” de las mismas. Con todo, la cifra provisional de becados supera los 644.000 estudiantes.

Cataluña mantendrá la Selectividad

Los estudiantes catalanes mantendrán las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) durante el curso 2016-2017, a pesar del calendario de aplicación de la LOMCE. Así lo ha anunciado la consejera de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña, Meritxell Ruz, quien ha explicado que “no tiene sentido” cambiar la prueba a los estudiantes que ahora cursan primero de bachillerato y el próximo curso harán segundo.

Que estén tranquilos porque pase lo que pase la estructura del Bachillerato que proponemos permitirá hacer las dos opciones

La responsable del departamento de enseñanza de Cataluña ha argumentado que la LOMCE “está realmente en vía muerta”. Con todo, Ruiz ha destacado que la Generalitat ha encontrado “un sistema” que permite que no se perjudique a los estudiantes de Bachillerato en caso que el Gobierno en funciones o un nuevo ejecutivo decidiera aplicar el sistema de ‘reválidas’ en 2017, entre las que se incluiría la de final de Bachillerato. Todo y los planes de la Generalitat, se preparará a los estudiantes para que puedan abordar ambos sistemas de acceso a la universidad.

Imagen: examen vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...